Sociedad

Granaderos inhiben protesta de vecinos contra parquímetros en Nápoles 

Al iniciar la operación de parquímetros en la zona, los vecinos cerraron la calle de Filadelfia, a un costado del WTC para manifestar su rechazo, acusando que el sistema sólo genera ganancias para empresas y no existen beneficios para los residentes. 
Rafael Montes
08 diciembre 2014 8:55 Última actualización 08 diciembre 2014 9:37
Nápoles parquímetros

Los vecinos cerraron la calle Filadelfia, a un lado del WTC, en protesta por la puesta en marcha de parquímetros en la zona.(Rafael Montes)

CIUDAD DE MÉXICO. Después de media hora de cierre en la calle de Filadelfia esquina con Insurgentes, en la colonia Nápoles, por parte de vecinos inconformes contra los parquímetros, elementos del cuerpo de granaderos llegaron al punto para intentar encapsular a los inconformes.

Alrededor de 15 vecinos se apostaron en la calle de Filadelfia, junto al WTC, con pancartas y para lanzar consignas contra el sistema de parquímetros que inició este lunes el cobro por estacionarse en la vía pública en el polígono de las colonias Nápoles, Ampliación Nápoles, San José Insurgentes, Insurgentes Mixcoac y Extremadura Insurgentes.

Cerca de las nueve de la mañana, un grupo de alrededor de 40 granaderos llegaron con escudos para intentar encapsular a las personas que bloqueaban el paso de accesos a la colonia.

Ante la superioridad de los policías, los vecinos decidieron retirarse.

María Eugenia Ávila, vocera del movimiento vecinal de la Nápoles contra los parquímetros, anunció que en el transcurso de la semana seguirán haciendo manifestaciones.

Además recordó que ayer los vecinos entregaron una carta en la casa del jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, en la calle de Dakota, tras una de sus protestas en la que no les permitieron acercarse al domicilio del mandatario.

Hoy inicia el cobro por estacionarse en las calles de las colonias mencionadas, por lo que se deberá pagar dos pesos por cada 15 minutos.

Durante el bloqueo, los inconformes lanzaron consignas contra los aparatos de gestión de estacionamiento en la vía pública, los cuales, acusaron, no sirven para beneficio de la colonia y en cambio, genera ganancias para empresas privadas que los operan.