Sociedad

GDF investiga nexos entre delegado de Iztapalapa y empresa

El Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, dio a conocer que su administración iniciará una investigación por la relación que mantiene el delegado de Iztapalapa, Jesús Valencia, y la empresa Amexire S de RL.
Quadratín
22 diciembre 2014 23:6 Última actualización 22 diciembre 2014 23:25
Jesús Valencia. (Cuartoscuro)

Jesús Valencia. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Debido a que el tema ha trascendido al ámbito público, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, confirmó que tanto la Contraloría General como la Procuraduría de Justicia local, investigarán la relación existente entre el Jefe Delegacional de Iztapalapa, Jesús Valencia con la empresa Amexire S de RL.

“La instrucción del Gobierno es realizar una investigación, detallada, transparente, a fondo. El Contralor tiene esta instrucción, hay una denuncia en la Procuraduría General de Justicia de la capital, eso se tendrá que abordar en el marco, legal, la Ciudad obviamente tiene que cumplir con su obligación”, dijo.

El viernes pasado, el delegado chocó la camioneta Grand Cherooke 2015 que tripulaba, la cual en una primera instancia dijo que no era de su propiedad, sino que más bien está a nombre de la empresa Amexire S de RL.

Luego de que la semana pasada considerara que este tema era una cuestión personal, ahora en conferencia de prensa realizada en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, cambió de idea y precisó que el tema ha trascendido al ámbito público.

Esto “dejó de ser un asunto estrictamente personal cuando se dieron a conocer todos estos señalamientos. Hay conductas que tienen que ser investigadas, se va a investigar conforme a derecho, con las instancias que están encargadas de ello, la Contraloría y Procuraduría general de Justicia”, finalizó.

De acuerdo con versiones periodísticas, la Delegación Iztapalapa y la empresa Amexire S de RL han celebrado tres contratos, de los que uno está relacionado “a la construcción de viviendas con recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social, cuyo dinero proviene de la Federación, el cual se signó por un monto menor de 19 millones de pesos y un máximo de 48 millones de pesos”.

Los dos contratos restantes están relacionados con la compra de impresoras y diversos artículos de computación.