Sociedad

GDF acuerda contrato para garantizar operación de Línea 12

Autoridades del Sistema de Transporte Colectivo informan que las empresas Ingenieros en Mantenimiento Aplicado y TSO invertirán 142.5 millones de pesos para garantizar la operación de la Línea Dorada cuando vuelva a funcionar.
06 mayo 2014 22:20 Última actualización 06 mayo 2014 22:21
Línea 12 metro

Legisladores locales realizarán un recorrido por la ruta afectada. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Investigadora para el caso de la Línea 12 del Metro en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, informó que el Gobierno del Distrito Federal acordó un segundo contrato de mantenimiento para la Línea Dorada con las empresas Ingenieros en Mantenimiento Aplicado y TSO por un monto de 142.5 millones de pesos, para garantizar la operación de la línea cuando vuelva a funcionar.

El director general de Mantenimiento del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), Óscar Díaz González expuso que el contrato estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2014 e incluye la dotación de refacciones para los años 2014 y 2015, pero no la rehabilitación de las fallas que obligaron al cierre del tramo elevado.

Además, recordó que existe otro contrato con la empresa Alstom, que forma parte del consorcio, por un monto de 198 millones de pesos, adjudicado de manera directa, también para trabajos de mantenimiento.








En tanto, los legisladores realizarán un recorrido por el tramo cerrado, a fin de conocer a detalle las fallas en la misma.

En la segunda reunión de trabajo entre diputados locales y los involucrados en la construcción y operación de la llamada Línea Dorada, los constructores y proveedores se comprometieron a entregar en los próximos días toda la documentación que se les solicite.

Ello, independientemente de la tercera reunión que sostendrán con los integrantes de la Comisión Investigadora del caso, y del recorrido que harán los legisladores por la vía cerrada, prevista para el próximo jueves 8 de mayo.

Durante casi cinco horas de diálogo, los representantes de las empresas constructoras y los funcionarios públicos, anteriores y actuales, relacionados con la obra, defendieron nuevamente sus acciones y argumentaron que no hay razones claras para el cierre de la línea.

A su vez, el director general de Mantenimiento del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), Óscar Díaz González, reconoció que 47 por ciento del trazado original se modificó, pues en un principio se había diseñado toda la línea como subterránea y al final el tramo donde se encuentran las curvas problemáticas, fue elevado.

El representante de la certificadora ILF, Mario Alberto Lezama Estrada, señaló la falta de mantenimiento posterior no realizado por el consorcio constructor como el origen de los problemas, a lo que el consorcio argumentó que les correspondía pues ya habían terminado su participación y no pudieron solucionar el desgaste de las vías.

Ricardo Moscoso Durán, representante del consorcio constructor ICA-Carso-Alstom; Aitor Gastañares y Manuel Fossati de CAF, así como Francisco Bojórquez, ex director del Metro; Gerardo Ferrando, representante de la empresa de supervisión Coniisa, y el ex director del Proyecto Metro, Enrique Horcasitas, afirmaron que toda la obra estuvo bien durante el primer año.

El presidente de la Comisión Investigadora de la ALDF para este caso, Jorge Gaviño Ambriz dijo que aunque como abogado, tiene claras las responsabilidades de cada involucrado, en apego a la ley, estas se atribuirán al término de los trabajos de la comisión, por lo que prefirió reservarse sus conclusiones.