Sociedad

Francois Hollande recibe las llaves de la ciudad

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, nombró Huésped Distinguido al presidente de la República Francesa; Hollande destacó los retos que tiene la capital como son movilidad, vivienda, medio ambiente, salud y seguridad.
Notimex
11 abril 2014 11:20 Última actualización 11 abril 2014 11:54
Francois Hollande

 Hollande dijo que la llave que se le entrega “abre hacia el futuro”. (Archivo/Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO. El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, nombró Huésped Distinguido al presidente de la República Francesa, Francois Hollande, a quien entregó la llave de la ciudad en el salón de Cabildos del Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Luego de agradecer el nombramiento, Hollande dijo que esta llave que se le entrega “abre hacia el futuro”, y destacó los diversos retos que enfrenta la capital del país en torno a las problemáticas de movilidad, vivienda, medio ambiente, salud y seguridad.

Mencionó que las empresas francesas se encuentran listas para invertir y “poner su excelencia” al servicio de la ciudad de México, en beneficio de la población.

Asimismo, señaló que el Distrito Federal ha estado abierto a recibir a los exiliados de otros países que huyen de los totalitarismos y reconoció los aportes culturales e intelectuales entre México y Francia.

A su vez, Mancera Espinosa detalló que en la ciudad de México se encuentra 53 por ciento de la comunidad francesa del país, lo que equivale a nueve mil 500 personas.

Coincidió con el mandatario francés en el enorme vínculo histórico y cultural, que en esta ciudad se puede apreciar, por ejemplo, en la arquitectura art nouveau y art deco de diversos edificios.

El jefe de gobierno capitalino subrayó que la influencia cultural francesa en el mundo es incuestionable, y que “los ecos de la Marsellesa retumban en los estados contemporáneos”.

Resaltó la colaboración de ese país en diversos aspectos que repercuten en la ciudad de México, sobre todo en temas de regeneración urbana, movilidad y medio ambiente, que se traducirán en beneficios para la ciudad.

Al término del acto protocolario realizaron un recorrido por la exposición titulada México-París: Capitales del exilio, que se instaló en el patio del Antiguo Palacio del Ayuntamiento.