Sociedad

Fiscalía de Guerrero investiga hallazgo de diez cadáveres y once cabezas 

Las cabezas podrían corresponder a los cuerpos decapitados y calcinados que se localizaron tirados a un costado del camino que conduce al poblado de Ayahualulco en el mismo municipio de Chilapa de Álvarez, a finales del pasado mes de noviembre del 2014.
Enrique Villagómez/Corresponsal
07 enero 2015 8:55 Última actualización 07 enero 2015 8:55
Fosas clandestinas

Las fosas fueron encontradas en 'El Huizache' en la comunidad de Tepehuixco en Chilapa. (Rosario García)

CHILPANCINGO. La Fiscalía General de Guerrero (FGE), confirmó el hallazgo de diez cadáveres y once cabezas humanas en seis fosas clandestinas que fueron localizadas cerca del punto conocido como El Huizache de la comunidad de Tepehuixco, perteneciente al municipio de Chilapa de Álvarez.

La dependencia informó que este martes, personal de actuaciones adscritas a la zona Centro, se trasladaron al punto conocido como El Huizache donde se localizaron seis fosas clandestinas en un sitio conocido como El Paraje.

En ese lugar, los peritos de criminalística y el personal del Servicio Médico Forense, localizaron una primera fosa conteniendo dos cuerpos sin vida; mientras que en una segunda tumba encontraron dos cadáveres más y en una tercera sepultura estaban los restos de otra persona, los cuales estaban atados de las manos y con visibles huellas de tortura además de que estaban dentro de bolsas negras de plástico.

La dependencia detalló que en una cuarta fosa se hallaron cuatro cadáveres más que también tenían atadas las manos y con huellas de haber sido torturados; mientras que en la quinta estaba otro cuerpo atado de pies y manos, mientras que en la sexta se encontraron cuatro bolsas negras de plástico conteniendo once cabezas humanas.

Se reportó que todos los cuerpos localizados estaban completos aunque algunos de ellos ya se encontraban en estado de descomposición, mientras que las once cabezas que fueron halladas en la sexta fosa presumiblemente podrían corresponder a los cuerpos decapitados y calcinados que se localizaron tirados a un costado del camino que conduce al poblado de Ayahualulco en el mismo municipio de Chilapa de Álvarez, a finales del pasado mes de noviembre del 2014.

Sobre estos hechos, tomo conocimiento el titular del Ministerio Público del fuero común de Chilapa de Álvarez, Agustín Peña Fajardo, los peritos en criminalística de campo, el comisario municipal de Tepehuixco y el propietario del predio donde se encontraron las fosas, iniciándose la averiguación previa con número ALV/SC/02/0476/2014, mientras que los cuerpos y las cabezas fueron trasladadas al Servicio Médico Forense de Chilpancingo para la necropsia de ley.