Sociedad

Femsa cierra planta
en Guerrero tras ataques
y amenazas

La embotelladora Femsa cerró su planta en Arcelia, Guerrero, luego que algunos de sus repartidores recibieran amenazas; además, la PGR estatal indicó que investiga el ataque a cuatro camiones de la empresa.
Enrique Villagómez/Corresponsal
06 agosto 2014 17:39 Última actualización 06 agosto 2014 18:31
  [Cuartoscuro] Coca-Cola Company reporta un crecimiento del volumen mundial de 4.0 y  PepsiCo de  5.0%. 

[Cuartoscuro] Coca-Cola Company reporta un crecimiento del volumen mundial de 4.0 y  PepsiCo de  5.0%.

ACAPULCO.- Femsa, distribuidora de Coca-Cola, confirmó el cierre de su centro de distribución ubicado en la ciudad de Arcelia, Guerrero, debido a los intentos de extorsión y las amenazas hacia su personal de reparto por parte de presuntos integrantes del crimen organizado.

En un breve comunicado, la empresa destaca que desde el pasado 30 de julio cerró por tiempo indefinido su bodega de distribución ubicada en Arcelia, en el corazón de la Tierra Caliente de Guerrero, debido a los constantes intentos de extorsión y amenazas que han recibido por parte de un grupo de la delincuencia organizada que opera en esa zona.

En ese centro de distribución laboran alrededor de 60 personas entre choferes, ayudantes, bodegueros y personal administrativo, de los cuales no se informó si serían reubicados o despedidos.


El pasado 4 de agosto, un grupo de hombres fuertemente armados que hasta el momento no han sido identificados por las autoridades, despojaron de sus unidades a cuatro choferes de la empresa, y posteriormente esas unidades aparecieron quemadas en un camino de terracería que conduce a la cabecera municipal. Los cuatro conductores fueron liberados sin sufrir daño alguno.

En su comunicado Femsa confirma ese hecho y detalla que las unidades siniestradas fueron dos camiones repartidores y dos unidades de preventa.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia en Guerrero (PGJE), informó por medio de otro comunicado que inició la indagatoria correspondiente por el delito de “daños en agravio de la empresa Coca-Cola de Arcelia”, luego del incendio de las cuatro unidades repartidoras en la comunidad de Santo Niño.