Sociedad

Falta de espacios ‘atora’ recuperación de Tacubaya

Empresa incumple con la donación de un terreno para el nuevo paradero de autobuses, dejando en suspenso el proyecto Tacubaya Vive, que contempla una inversión total de 808 millones de pesos.
Rafael Montes
29 diciembre 2014 21:5 Última actualización 30 diciembre 2014 5:0
El proyecto Tacubaya Vive fue presentado hace nueve meses y sigue sin arrancar. (Archivo/Cuartoscuro)

El proyecto Tacubaya Vive fue presentado hace nueve meses y sigue sin arrancar. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La remodelación del paradero de autobuses en Tacubaya, al que la iniciativa privada le inyectará 400 millones de pesos y que forma parte del proyecto Tacubaya Vive, está pendiente porque el terreno en el que se planea su reconstrucción no ha sido donado por ADO al gobierno delegacional.

Aunque desde marzo pasado, cuando el jefe delegacional en Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, presentó dicho proyecto, aseguró que el predio de tres mil metros cuadrados ubicado en avenida Observatorio y que era de Ford y Volkswagen sería donado por ADO para tal fin, el lunes, David Razú, director general de Gobierno y Participación Ciudadana de la delegación, explicó que la negociación sigue abierta para poder adquirir el terreno.

Aunque en marzo Romo había informado que el predio a ocupar era el mencionado, ahora Razú dijo que ese terreno es sólo una opción de entre varias que se analizan.

De acuerdo con el proyecto expuesto por Romo, en el terreno que era de las empresas automotrices se edificará un paradero que será operado por privados para ordenar el espacio público en la zona.

En la conferencia de ese día, Romo detalló que a cambio de la donación, el compromiso era que el gobierno delegacional y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda se encargaran de realizar los trámites necesarios para que la empresa pudiera empezar a trabajar.

Incluso agregó que con el proyecto ejecutivo listo, se procedería a discutir de dónde provendrán las ganancias económicas que obtendría la empresa, como por ejemplo el cobro por el uso del paradero.

El proyecto Tacubaya Vive conjunta diferentes planes de recuperación de espacios públicos en esa zona con una inversión que alcanza los 808 millones de pesos, entre recursos públicos locales y federales y privados.

De ocho proyectos a ejecutarse en la zona, el más ambicioso es la remodelación del paradero, para el cual, según Romo Guerra, ADO ya elaboraba el proyecto ejecutivo de la obra y la primera etapa empezaría en la segunda mitad del año.

“Es un proyecto de módulos, tiene distintas cosas de las que ya están terminadas varias. La Alameda de Tacubaya, la calle José María Vigil, el paso a desnivel de Becerra que fue recuperado porque había alrededor de 70 puestos y ya se retiraron, se está haciendo una recuperación. Hemos ido avanzando en distintos puntos, todavía hay muchos otros pendientes”, dijo Razú.

Explicó que la construcción del paradero o Centro de Transferencia Modal (Cetram) será con un esquema de inversión público-privada, una figura en la que regularmente el gobierno aporta el predio y la iniciativa privada, la construcción y operación, sin embargo, aún no se consigue el predio.

“El suelo es lo primero que tenemos que conseguir. Hoy no hay un área que la delegación tenga, que sea de propiedad pública, espacio en posesión del gobierno sobre la que se pueda construir. Lo que necesitamos y el reto es encontrar el suelo, tenemos una muy buena alternativa y estamos platicando”, explicó el funcionario.

Dijo que conseguir el suelo “es una cuestión más compleja, pero que seguramente vamos a avanzar y dejar las bases, porque tampoco es un proyecto de un año, es un proyecto de más largo aliento, pero estoy seguro que vamos a dejar las bases para que quede enrutado”.

Por ello, agregó se mantiene una mesa de negociación entre empresas, de las que no quiso revelar nombres, con la empresa Calidad de Vida, Progreso y Desarrollo para la Ciudad de México, que es paraestatal del Gobierno de la Ciudad, y de la delegación Miguel Hidalgo.