Sociedad

Estoy abierto a que se me investigue: Duarte Jáquez 

César Horacio Duarte Jáquez, gobernador de Chihuahua, señaló que está abierto para que se le investigue por las presuntas declaraciones de varios políticos que los acusan de enriquecimiento ilícito y de ser accionista del banco Progreso.
Luis Carlos Cano
12 noviembre 2014 18:31 Última actualización 12 noviembre 2014 18:31
cesar duarte

Cuartoscuro

CIUDAD JUÁREZ.- Tras afirmar que no es socio del banco Progreso, el gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, afirmó que está abierto a cualquier investigación porque tiene la frente en alto.

“Que me la hagan buena. En primer lugar es absolutamente falso que yo sea socio de un banco, es un infundio con el cual pretenden confundir utilizando elementos y discursos”, expresó el gobernador al preguntarle sobre esos señalamientos de ser el accionista mayoritario de un banco.

El senador panista Javier Corral, el experredista Jaime García Chávez, el ex gobernador de Chihuahua, Francisco Barrio, entre otras personas de distintos partidos políticos, acusaron al gobernador Duarte de enriquecimiento ilícito y de ser socio del banco Progreso, caso que fue abordado en el Senado de la República.

Estoy abierto y listo a las investigaciones, dijo Duarte y agregó que “tengo la frente en alto, no tengo el mínimo problema en el cual se pretenda distraer la atención”.

“Se trata de difamaciones por personajes que buscan perpetuarse en la política sin ninguna credibilidad, ya que han estado en puestos políticos sin traer ningún beneficio a la entidad”, expresó el gobernador al comentar sobre los señalamientos de presunto enriquecimiento ilícito que hacen en su contra adversarios políticos.

Consideró que esos ataques en su contra son sin duda un ardid político, pues las herramientas que pretenden usar ante la competencia electoral, que no es la primera vez, son las que motivan este tipo de estrategias y acusaciones.

Duarte Jáquez dijo que “tengo tiempo y tendré tiempo de defenderme, lo que no tengo es tiempo de volver a ser gobernador, por eso hoy tengo que hacer lo que tengo que hacer para consolidar una paz duradera, la tranquilidad, un mejor servicio de salud y mayor educación, eso es en lo que estamos trabajando”.

Enseguida señaló que “me gustaría que uno de ellos visite el Cereso para que vea la transformación de Chihuahua, que visite loe s espacios educativos llenos de jóvenes, aun hay rezagos, pero del Chihuahua que teníamos antes y el que tenemos hoy han cambiado las cosas”.

El ejecutivo estatal dijo que no pretende engancharse en esas acusaciones y perder el tiempo que le exigen los chihuahuenses para conducir al estado a mayores estándares de seguridad.

“Para ellos”, dijo, “ya fui juzgado, ya casi me mandan al paredón, afortunadamente conocemos a los personajes, no soy el único”.