Sociedad

Este humilde servidor les agradece la oportunidad de servirles: Vallejo

Al ofrecer su último mensaje como gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo señaló que ante su deteriorado estado de salud, prefiere dejar el puesto a una persona que ofrezca su mejor esfuerzo en beneficio de la entidad.
Arturo Estrada
19 junio 2014 18:59 Última actualización 19 junio 2014 19:26
Fausto Vallejo

Ahora me dedicaré a recuperar mi salud física, expuso Vallejo.  (Archivo/Cuartoscuro)

MORELIA.- En su último mensaje a los michoacanos como gobernador, Fausto Vallejo Figueroa agradeció la oportunidad de haber servido al estado y remarcó que se va con dignidad.

"Este humilde servidor les está agradecido por darme la oportunidad de servirles de la mejor forma que a mi juicio creí que fue la correcta", aseguró.

"Me voy con dignidad y con la cabeza en alto", añadió.

Y definió su futuro próximo, así: "Ahora me dedicaré a recuperar mi salud física, consciente del entrañable amor que le tengo en primer lugar a mi estado y en segundo al pueblo de Michoacán".


Vallejo Figueroa expresó que ante la gravísima situación de inseguridad de la entidad es que requirió el apoyo contundente del Gobierno Federal, "sin que esto signifique cesión de soberanía o que estén usurpando funciones".

Acompañado de su esposa Patricia Mora, el gobernador afirmó que lo verdaderamente importante es superar la inseguridad, proteger los territorios recuperados, fortalecer y capacitar las fuerzas policiacas y de procuración de justicia y lograr el mando unificado con los municipios,.

Además, que se ejecuten las 250 obras y acciones del Plan Michoacán con sus 48 mil millones de pesos, pues, afirmó, esto impactará directamente en la reactivación económica de estado y el bienestar de los michoacanos.

En un mensaje grabado, Vallejo sostuvo que asumió el gobierno con un profundo quebranto en las finanzas públicas y una crisis de seguridad en algunas zonas de la Entidad, originada principalmente por la debilidad institucional en algunos municipios y la insuficiente capacidad del Estado para respaldar a los ayuntamientos, pues si bien se contaba con elementos honestos y competentes, éstos no eran suficientes, no estaban capacitados y otros no habían pasado el control de confianza.

Tras reconocer reiteradamente el apoyo que ha brindado el presidente Enrique Peña Nieto a Michoacán, el mandatario estatal dijo que "la ambición por el poder jamás ha sido una de mis metas en la vida".

Y agregó: "Es por eso que ahora, que me veo impedido por mi salud, prefiero dejar el espacio a alguien más para que sin mis padecimientos pueda dar un mayor esfuerzo, con el apoyo y compromiso de todos, pues no es asunto de un solo hombre".