Sociedad

Estamos lejos de alcanzar una igualdad de género: Narro Robles

En un mensaje a las universitarias con motivo del Día Internacional de la Mujer, el rector de la UNAM  aseveró que en México la violencia, la ignorancia, la pobreza y los desequilibrios laborales afectan más a mujeres que a hombres.
Notimex
09 marzo 2014 16:48 Última actualización 09 marzo 2014 16:48
José Narro

En esta segunda etapa, explicó el rector Narro, se desarrollarán nuevas actividades. (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, señaló que como sociedad no podemos ignorar que estamos lejos de alcanzar una verdadera igualdad de género.

En un mensaje a las universitarias con motivo del Día Internacional de la Mujer, Narro Robles aseveró que en México la violencia, la ignorancia, la pobreza y los desequilibrios laborales afectan más a mujeres que a hombres.

Señaló, según un comunicado, que tampoco se puede aceptar que haya menor remuneración salarial respecto de los hombres en los mismos empleos, ni las cifras de muertes maternas y de embarazos entre adolescentes, que son muy preocupantes.

“Es indigno que la sola condición de ser una mujer indígena marque negativamente a un ser humano en sus posibilidades de desarrollo y que ellas se vean afectadas por la pobreza, el analfabetismo, la enfermedad, la exclusión y los usos y costumbres”, subrayó.

El rector de la máxima casa de estudios planteó que estos últimos resultan una burda coartada para tratar de justificar con la cultura, lo que es producto de la barbarie.

Destacó lo conseguido, pero también lo que falta para alcanzar la verdadera equidad de género en la sociedad y en esta universidad, al tiempo que aseguró que en la UNAM existe la obligación de poner el ejemplo y avanzar con mayor velocidad en la búsqueda de la igualdad.

En ese sentido, el rector José Narro consideró necesario “desterrar prácticas inconvenientes”, educar a los alumnos en el respeto a las mujeres, hacer un mayor esfuerzo para que las académicas y las trabajadoras reciban el trato que merecen.

Se pronunció por eliminar las barreras que dificultan la intervención de las mujeres en los órganos de dirección, gobierno y representación, así como también seguir luchando contra el acoso y la discriminación, y construir una nueva cultura de la igualdad de género que trascienda las palabras.

El rector de la UNAM planteó que de manera particular son motivos de satisfacción los rendimientos académicos de las universitarias, las múltiples evidencias de la calidad de su trabajo y su mayor intervención en todos los órdenes.

A pesar de ello, estableció, “debemos reconocer que la mujer universitaria aún enfrenta rezagos importantes y oportunidades limitadas en algunos campos”, por lo que se comprometió a hacer lo que esté a su alcance para favorecer la equidad entre los géneros.