Sociedad

Espacios 100% sin humo y alcoholímetro aplicarán  
en todo el país: Conadic

La Comisión Nacional contra las Adicciones buscará este año impulsar las leyes antitabaco y la instalación de los alcoholímetros en todo el país, así lo señaló su titular Manuel Mondragón y Kalb en el marco del Consejo Estatal contra las Adicciones que se realiza en Monterrey.
Notimex
11 enero 2015 19:39 Última actualización 12 enero 2015 5:0
Manuel Mondragón y Kalb busca promover el alcoholímetro y leyes antitabaco para que se apliquen a nivel nacional. (Archivo/Cuartoscuro)

Manuel Mondragón y Kalb busca promover el alcoholímetro y leyes antitabaco para que se apliquen a nivel nacional. (Archivo/Cuartoscuro)

MONTERREY.– El titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), Manuel Mondragón y Kalb, manifestó su interés por promover no sólo el alcoholímetro, sino también leyes antitabaco en todo el país.

En la reunión del Consejo Estatal contra las Adicciones, señaló que en respuesta a la instrucción federal, urge abatir daños e incidencia de adicciones, con la participación de todos los niveles de gobierno.

“Me he impuesto abrir el alcoholímetro, que aquí ya existe con maravillosos resultados; lo inventamos allá en la ciudad de México, entre comillas, ustedes recuerdan”, dijo el funcionario federal.

“Se han salvado 33 por ciento en Nuevo León, el alcoholímetro ha abatido la mortalidad, son los datos estatales, esto es impresionante, ojalá se replicara en otros lados”, expresó.

“Hay que tratar y hacer que no se pierda, estos programas son como un avión, si desaceleras se te cae, hay que mantener la velocidad. La ley antitabaco para los lugares cerrados, para cuidar a los fumadores pasivos, la aplicamos en la ciudad de México, tenemos que hacerlo en todos lados, naturalmente con el respeto que me merecen las entidades, pero hay que convencer”.

Dentro de las tareas del Conadic, indicó, “abriremos, ya lo tenemos, nuestro call center para toda la República, para información”.

Mondragón y Kalb mencionó que hay dos mil establecimientos para la atención de adictos, de los cuales 98 por ciento son privados, un dos por ciento del gobierno y donde “hay de todo, desde los de excelencia, hasta las granjas”.