Sociedad

EPOC, enfermedad grave pero subdiagnosticada en México

Esta enfermedad, afecta a ocho millones de mexicanos y causa la muerte de 17 mil personas. Especialistas señalaron que personas fumadoras o que estén expuestas al humo de leña, son candidatas a realizarse una espirometría para ser diagnosticados a tiempo y recibir el tratamiento indicado.
Rosalía Servín Magaña
20 febrero 2014 14:15 Última actualización 20 febrero 2014 14:32
Tablet médica Intel

Los hospitales no cuentan  con espirómetros, herramienta esencial para el diagnóstico de esta enfermedad. (Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO. En México una de las enfermedades respiratorias crónicas más frecuentes y graves que está subdiagnosticada, es la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), padecimiento considerado ya como una epidemia que afecta a cerca de ocho millones de mexicanos y que causa la muerte de más de 17 mil, pues además de dañar al pulmón, impactan a todo el organismo.

De acuerdo a especialistas, uno de los mayores problemas con esta patología es que existe un subdiagnóstico, en un 90 por ciento de los casos, mientras que los casos por diagnósticos erróneos llegan al 60 por ciento, además de que la mayor parte de los centros hospitalarios no cuentan con espirómetros, herramienta esencial para el diagnóstico de la enfermedad.

De acuerdo a Rafael Hernández , jefe de la clínica de EPOC del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), resulta "aberrante" que no se pueda realizar la espirometría (prueba diagnóstica) a las personas que se presume padecen la enfermedad.

Explicó que encuestas han revelado que sólo el 1.1 por ciento de pacientes se había hecho este estudio en los últimos 12 meses. "Es como si se diagnosticara hipertensión sin tomarle la presión al paciente", señala y se suma el hecho de que más del 60 por ciento de los diagnósticos son errados, lo que hace "difícil mejorar las estadísticas del padecimiento".

Actualmente esta enfermedad afecta en promedio al ocho por ciento de la población mayor de 40 años y representa la sexta causa de mortalidad, aunque se prevé que en tres décadas más se convierta en la tercera, debido al enorme número de fumadores que existe, 40 millones aproximadamente en México.

"Se calcula que entre un 20 y 22 por ciento de los fumadores desarrollará EPOC, por lo que estimamos en ocho millones la cifra de enfermos", sostuvo por su parte Jesús Vázquez, especialista en neurología del Hospital General de México, quién aclaró que hablar de EPOC es lo mismo que hablar de enfisema o bronquitis, pues finalmente los bronquios se bloquean e impiden una óptima respiración.

Dentro de los factores de riesgo para desarrollar esta enfermedad se encuentra la inhalación de gases, humos y polvos, siendo el cigarro el de mayor afectación, seguido por los de biomasa (leña, carbón, petróleo), así como a polvos o químicos.

Los expertos advierten que la enfermedad permanece asintomática por muchos años, de modo que generalmente se diagnostica después de los 40 años, cuando las personas son productivas.

De ahí el llamado para que cualquier persona fumadora o que esté expuesta al humo de leña o componentes antes descritos, es candidato a realizarse una espirometría.

Finalmente los médicos destacaron que afortunadamente existen tratamientos cada vez más efectivos para detener y tratar la EPOC, la cual desafortunadamente no tiene cura, ni se pueden revertir los daños.

Ahora hay broncodilatadores (que es el tratamiento más común para este padecimiento), cada vez más potentes, el más novedoso es el Glycopyrronium, sustancia que actúa a los cinco minutos y permanece activa por 24 horas, permitiendo una mejor calidad de vida para las personas, concluyó Vázquez.