Sociedad

Encapuchados vandalizan oficinas del INE en Acapulco

Una llamada anónima alertó a los trabajadores de INE, sobre el arribo de los encapuchados, lo que les permitió salir del inmueble momentos antes de que fuera vandalizado; además cerraron con candados y cadenas el inmueble y advirtieron que le prenderían fuego si lo reabren.
Enrique Villagómez/Corresponsal
09 diciembre 2014 13:28 Última actualización 09 diciembre 2014 13:29
Acapulco

Encapuchados pintaron consignas en el inmueble y causaron daños en el interior. (Enrique Villagómez)

ACAPULCO. Decenas de personas encapuchadas que se identificaron como maestros cetegistas y estudiantes de Ayotzinapa, vandalizaron las instalaciones del Instituto Nacional Electoral en Acapulco.

Además intentaron agredir al personal que ahí labora y amenazaron con incendiar las sedes electorales si reabren las oficinas.

De acuerdo con testigos, unos 70 encapuchados que se transportaban a bordo de cuatro camionetas y varios automóviles particulares, arribaron a la sede del cuatro distrito electoral que se ubica en la zona urbana del puerto, donde ingresaron violentamente y causaron daños en el interior del inmueble.







Asimismo pintaron consignas contra el gobierno federal por su presunta responsabilidad en el ataque armado de Iguala y la desaparición de los 42 jóvenes normalistas.

Una llamada anónima alertó a los trabajadores de INE, sobre el inminente arribo de los encapuchados, lo que les permitió salir del inmueble, aunque no evitaron que los persiguieran con la intención de agredirlos físicamente.

Luego de vandalizar esta oficina electoral federal, los encapuchados cerraron con candados y cadenas el inmueble y advirtieron que le prenderían fuego si lo reabren al servicio público.

Posteriormente, se trasladaron a las otras sedes federales y locales que se ubican en distintos puntos de Acapulco, donde también cerraron las oficinas y vandalizaron los inmuebles como parte de su estrategia de lucha contra el gobierno federal y estatal para exigir el regreso con vida de los 42 normalistas desaparecidos y castigo para los responsables del caso Iguala.