Sociedad

En el país delinquir paga, y paga bien: México Unido Contra la Delincuencia

Francisco Torreslanda, secretario del Consejo de México Unido Contra la Delincuencia, dijo que si no se logra un Estado de derecho y una cultura de la legalidad, como bases del crecimiento del país, las reformas aprobadas no darán los resultados deseados.
Sirse Rosas
27 octubre 2014 18:0 Última actualización 27 octubre 2014 18:0
[Cuartoscuro] La procuradora de Guerrero informó que fue detenido el menor y son 7 implicados. 

[Cuartoscuro] La procuradora de Guerrero informó que fue detenido el menor y son 7 implicados.

QUERÉTARO.- Francisco Torreslanda, secretario del Consejo de México Unido Contra la Delincuencia, aseveró que la impunidad es el común denominador de las preocupaciones en México, en donde por lo menos el 99 por ciento de los secuestros son impunes, lo que deriva en un mensaje hacia los organismos delincuenciales: “en el país delinquir paga y paga bien”.

Al participar en la México Cumbre de Negocios en la cual los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda y de Marina, Francisco Soberón Franz, cancelaron de último minuto sus intervenciones, Torreslanda comentó que ante este escenario, las perspectivas económicas del país pueden ser buenas, pero si no se logra un Estado de derecho y una cultura de la legalidad, como bases del crecimiento del país, las reformas aprobadas no darán los resultados buscados, dijo.

“No se trata de dramatizar, pero si estamos buscando un Estado de derecho y una cultura de la legalidad, eso es incompatible con la impunidad, no pueden coexistir, o somos un país de leyes que se cumplen, o somos un país de simulación, un país sin Estado de derecho”, agregó.

Esto se puede cambiar con una mejor coordinación interinstitucional que evite que los programas de seguridad y justicia se reinventen cada que hay un cambio de gobierno municipal, estatal o federal, evitando que haya una política pública clara, generando oportunidades para los delincuentes.

Ahí, reconoció a Querétaro por sus índices de seguridad, lo que dijo, es prueba de que la situación de inseguridad no es un tema geográfico, ya que la realidad de Michoacán o el Estado de México no harían posible esta seguridad en el estado.

Durante el panel sobre una nueva visión de la seguridad nacional en México en la que también participaron el analista político Alfonso Zárate, Hans Kohlsdorf, CEO de Efficient Ideas y John Dimitri Negroponte, exembajador de Estados Unidos en México, el secretario del Consejo México Unido Contra la Delincuencia dijo que la población ya está cansada de que las autoridades digan que están haciendo cosas, que se refieran a acciones como decomisos, detenciones, cuando los resultados de percepción de seguridad, delitos cometidos y la cifra de impunidad, no cambia.

“Pedimos a las autoridades que ya no digan acciones, ya no queremos saber cuántas patrullas compraron, no queremos cuántas computadoras pusieron al alcance, lo que queremos son resultados, vivir en paz, garantizar que las instituciones cumplan con sus actividades y que el ciudadano pueda estar tranquilo y con la confianza de que puede salir a la calle y saber que va a regresar a su casa ese día”.

Por su parte, Hans Kohlsdorf aseguró que la permisibilidad y tolerancia es uno de los factores que llevaron a que muchos estados tengan el panorama de seguridad que ahora presentan.

“Muchos recordamos ciudades que antes estaban bien y hoy están bien, y el cuento fácil y para salir del problema es que aquí viven la familia de los narcos y por eso aquí no pasa nada, y mientras tanto las casas valen más, los terrenos valen más, las distribuidoras de coches venden más y las galerías de arte venden más”.

Ese es un problema grave que pasa a un tema de apatía por parte del gobierno, concluyó.