Sociedad

Empresarios piden retirar ambulantes de Chichén Itzá

El CCE Turístico de Yucatán denunció que la zona arqueológica ha sido secuestrada por más de mil vendedores ambulantes que hostigan y presionan a los turistas, ocasionando una mala imagen del lugar.
Yoisi Moguel / corresponsal
23 febrero 2014 19:42 Última actualización 23 febrero 2014 19:42
[Para el especáctulo nocturno de la zona arqueológica de Chichén Itzá se destinarán 100 millones de pesos. Cuartoscuro] 

[Para el especáctulo nocturno de la zona arqueológica de Chichén Itzá se destinarán 100 millones de pesos. Cuartoscuro]

MÉRIDA.- El Consejo Coordinador Empresarial Turístico de Yucatán pidió al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y a las autoridades estatales tomar medidas más severas para retirar de Chichén Itzá a los más de mil vendedores ambulantes que están deteriorando la zona arqueológica, denominada Maravilla del Mundo Moderno y ocasionado una mala promoción personal del lugar, que recibe al año más de 2 millones de turistas.

El presidente del organismo, Jorge Carlos Escalante Bolio, advirtió que solicitarán de manera formal la intervención de las autoridades federales y estatales en este caso, que pone en peligro la actividad turística de Yucatán, ya que mucha gente llega exclusivamente para conocer esta zona arqueológica, especialmente del extranjero.

El líder empresarial resaltó el riesgo en que se encuentra este patrimonio mundial arqueológico y cultural, así como la imagen que se proyecta, ya que ha sido secuestrada por más de mil vendedores ambulantes que hostigan y presionan a los turistas.

Señaló que la gran mayoría de los visitantes se quejan de la forma en que son tratados por los ambulantes, que les exigen que compren o en caso contrario los persiguen y no los dejan disfrutar su estancia en la zona arqueológica.

Estos comerciantes irregulares, refirió, venden productos de contrabando y de mala calidad acosando y molestando a los turistas, utilizando a menores de edad y ancianos de las comunidades indígenas cercanas a esta ciudad prehispánica.

Además los vendedores dañan esta ciudad prehispánica ya que hacen sus necesidades fisiológicas en este sitio del cual ya se apoderaron, porque son familias completas que tienen hasta sus hamacas colgadas para descansar, puntualizó.

Escalante Bolio apuntó que en este año el Patronato Cultura, perteneciente al Gobierno del Estado y dedicado a administrar los paradores turísticos incrementó el precio de las entradas a este sitio, razón por la cual se debe de mantener la calidad y la atención en Chichén Itzá.

Sin embargo, es responsabilidad del INAH el cuidado de las zonas arqueológicas, pero entre ambas autoridades deben buscar los mecanismos de solución de este problema que deja mala imagen a los más de 6 mil turistas que llegan a diario.

Calificó de sorprendente que el Instituto Nacional de Antropología a Historia que defiende mucho el patrimonio cultural no quiera desalojar a los más de mil artesanos y comerciantes que tienen sus puestos dentro de Chichén Itzá.

Yucatán, indicó, registró más visitantes en 2013 que en 2012 y Chichén Itzá fue el sitio más visitado, situación que obliga a las autoridades estatales a ser más dinámicos para ofertar al estado.

De acuerdo con el INAH en Chichén Itzá se registró un aumento del 47.1 por ciento, pues a diario, al sitio acudían cerca de seis mil 37.

Es decir, a lo largo de 2013 al sitio ingresaron dos millones 203 mil 417 personas, dejando una derrama superior a 120 millones de pesos, mientras que en 2012, la afluencia fue de un millón 497 mil 673.