Sociedad

“El Chayo” quedó herido en 2010 y se habría hecho pasar por muerto: Castillo

El comisionado en Michoacán explicó que al parecer Moreno González quedó herido durante un enfrentamiento ocurrido en 2010, situación que utilizó para darse por muerto y "el primer beneficiado de estar en el anonimato era él".
Associated Press
10 marzo 2014 12:18 Última actualización 10 marzo 2014 13:4
[Alfredo Castillo indicó que Nevada o Mundo Mex son los únicos con autorización para vender los boletos. / Eladio Ortiz] 

Alfredo Castillo confirmó que tienen en su poder el cuerpo de “El Chayo” y que fueron cotejadas sus huellas dactilares con los registros que tenían. (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO. Luego de ser declarado muerto por primera vez en 2010, el máximo líder de Los Caballeros Templarios pudo aprovechar esa creencia para armar una coartada y operar desde las sombras al grupo de narcotráfico que por años ha asolado el occidente de México, según autoridades federales.

Nazario Moreno González, alias "El Chayo", fue dado por muerto hace más de tres años por el gobierno anterior, pero la administración del presidente Enrique Peña Nieto informó el domingo que en realidad estuvo con vida todo ese tiempo hasta la víspera, cuando murió en un enfrentamiento con soldados y marinos en Michoacán.

Alfredo Castillo, comisionado federal para la seguridad en Michoacán, dijo en entrevista televisiva que al parecer Moreno quedó herido en 2010, por lo que "pudo haber sido una coartada en cuanto a que posiblemente haya quedado herido", aunque la información que se difundió fuera que había fallecido.

"El primer beneficiado de estar en el anonimato era él y siguió jugando con este juego", añadió.

A diferencia de 2010, cuando el gobierno federal anunció la muerte del capo sólo con base en indicios, las actuales autoridades dicen que tienen en su poder el cuerpo de Moreno y que fue identificado de manera inicial por sus huellas dactilares.

Al momento de su primera muerte, Moreno era considerado el líder máximo de La Familia, que en los siguientes meses sufrió divisiones internas y dio paso a la conformación de Los Caballeros Templarios.

Castillo dijo que desde hace tiempo "era un secreto a voces" que Moreno seguía vivo. Sin embargo, dijo que las únicas pruebas que habían recibido eran los dichos de la propia gente, retratos hablados que hacían a las autoridades e incluso "alguna fotografía muy de lejos" en la que se aseguraba que aparecía el hombre.

"Siempre lo habíamos manifestado (que estaba vivo)", dijo el lunes Estanislao Beltrán, portavoz de las autodefensas, quien dijo que gente había referido haberlo visto en fiestas y peleas de gallos.

Para Beltrán, su primera muerte "era una artimaña que usaban (Los Caballeros Templarios) para ocultar su realidad... para engañar al gobierno".