Sociedad

El 15 de noviembre habrá nuevo ombudsman: Gil Zuarth

Tras finalizar las comparecencias de los 22 aspirantes a ocupar la presidencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el presidente de la Comisión de Justicia del Senado, Roberto Gil Zuarth, garantizó que el 15 de noviembre habrá nuevo ombudsman.
María Luisa González/ Corresponsal
02 noviembre 2014 19:41 Última actualización 02 noviembre 2014 19:41
Derechos humanos. (Archivo)

Dependencias gubernamentales

AGUASCALIENTES.- El presidente de la Comisión de Justicia del Senado de la República, Roberto Gil Zuarth, garantizó que el 15 de noviembre habrá presidente o presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en funciones y que la respectiva elección “no será ni por partidos ni cuotas ni una decisión que le convenga a senadores o a una senadora en lo particular, sino la que le convenga al país y a la agenda de derechos humanos”.

Confirmó que concluidas las comparecencias de los 22 aspirantes al cargo, las comisiones de Justicia y de Derechos Humanos emitirán un dictamen para formar una terna, pero se abstuvo de perfilar posibles candidatos.

Solo aseguró que “hay afortunadamente materia para tomar una buena decisión” y que “no habrá un solo día de vacante en la presidencia de la CNDH porque el país requiere una comisión que esté debidamente integrada para atender los casos que a todos nos duelen”.

“Yo estuve desde el primer momento hasta el último de las comparecencias; escuché a todos los aspirantes y pregunté a la mayoría. Y puedo decir que existen buenos perfiles, hombres y mujeres que vienen de distintos ámbitos, formados en la defensa de los derechos humanos”, dijo, y con potencial para garantizar lo que, para él, debe caracterizar a un ombudsman.

Privilegió “catadura moral, visión de derechos humanos, sensibilidad y empatía y capacidades profesionales y políticas para darle al país no solamente la certeza de que los derechos humanos van a ser defendidos, sino también certeza de que se va a enfrentar al poder en defensa de los ciudadanos”.

Entrevistado el fin de semana, poco antes de que su colega Martín Orozco Sandoval diera cuenta de los resultados de su segundo año de labores en la Cámara Alta, Gil Zuarth aseguró que en el proceso de decisión también “se tomará distancia y prudencia de versiones y noticias que corren sobre perfiles” (de aspirantes) y tampoco jugarán “criterios cuantitativos ”, pues, sentenció, “no es una votación de asamblea, de percepciones, sino una votación que se encomienda a la representación nacional depositada en la Cámara de Senadores”.

Si se tomara en cuenta defenestraciones o, de otro lado, número de apoyos y de porras o pronunciamientos de diferente factura en redes sociales, como ha estado ocurriendo en el caso, dijo, “llegaríamos a un mal desenlace”.

“Por supuesto tomamos en consideración y damos valor a las opiniones de las organizaciones civiles, pero la valoración de forma y definitiva corresponde a los 128 senadores, que votarán en secreto y por cédula, para tomar la mejor decisión”.

Reiteró que él no tiene “gallo ni gallina porque soy el presidente de la Comisión de Justicia y en consecuencia tengo que mantener la imparcialidad” y, además, que se requiere una mayoría calificada de dos tercios, “con lo cual no habrá posibilidad de que una mayoría se imponga”.