Sociedad

Diciembre y depresión van de la mano, alertan expertos

Según especialistas, la luz del sol, es uno de los factores que pueden provocar diferentes estados de ánimo, pues su ausencia lleva a que las personas sufran periodos de ansiedad y depresión; además as bajas temperaturas, en donde las personas no quieren o evitan hacer trabajo físico.
Rosalía Servín
25 diciembre 2014 18:14 Última actualización 26 diciembre 2014 5:0
  [Ayudaría al tratamiento de la depresión severa, revelan expertos / El Financiero]

Expertos recomiendan hacer ejercicio, evitar el exceso de carbohidratos y alcohol para evitar la depresión y ansiedad. (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO. Especialistas alertan sobre el incremento de cuadros depresivos y de ansiedad durante estas fechas, por lo que entre otras cosas recomiendan hacer ejercicio, evitar el exceso de carbohidratos y alcohol y tomar mucha agua.

Diciembre y enero son los meses del año donde la gente se ve envuelta en un entorno de mayor ansiedad y depresión, debido a que las bajas temperaturas y la escasa luz solar, combinada con otras circunstancias, causan cambios en el cerebro que explican aumentos de entre un 10 y hasta 40 por ciento de estos padecimientos en el invierno.

Así lo aseguró Alonso Fernández Guasti, científico del Departamento de Farmacobiología del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), al sostener que durante esta época el cerebro puede liberar mayor cantidad de noradrenalina, serotonina y ácido gamma, neurotransmisores que incrementan la ansiedad en las personas.

"Se comprobó que la luz del sol, es uno de los factores que pueden provocar diferentes estados de ánimo, pues su ausencia lleva a que las personas sufran periodos de ansiedad y depresión. Un total de ocho horas de luz son las recomendables, sobre todo, si se tiene la oportunidad de estar en contacto directo en algunos periodos", manifestó.

Aunado a este fenómeno se encuentran las bajas temperaturas, en donde las personas no quieren o evitan hacer trabajo físico, y simplemente prefieren quedarse en cama o no salir de sus casas, sobre todo las personas mayores, algo que de acuerdo al investigador, no debe ser así.

"Todo parece conjugarse para que en invierno las personas se depriman más, ya que en esta época del año la serotonina, sustancia química con la cual se comunican las neuronas, altera su funcionamiento", comentó por su parte Gabriela Cámara Cáceres, presidente de Voz Pro Salud Mental.

“Como en estos meses las noches son más largas, el color verde en el entorno disminuye, bajan las temperaturas y las enfermedades respiratorias son más recurrentes, provoca que se alteren los neurotransmisores en el cerebro, lo que provocan cuadros de depresión”, explicó.

Otra de las causas, de acuerdo con la especialista, tiene que ver con las fiestas familiares, ya que muchas veces estas reuniones traen recuerdos de aquellos que ya se fueron, metas no alcanzadas, añoranza de viejas amistades o recuerdos no gratos.

Con base en estudios realizados en el 2010 por parte del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, (INPRF) se calcula que en México el 10 por ciento de la población que había en ese momento, (11.2 millones de personas) padecía depresión, y que de estos al menos un 40 por ciento (cuatro millones 480 mil mexicanos), sufren depresión estacional, que inicia en otoño y se pronuncia en invierno.

Para los expertos, la forma más sencilla para calmar los estados de ansiedad y alguna manera la depresión, es hacer ejercicio, sobre todo correr y nadar. También recomiendan bajar la ingesta de carbohidratos (común en estas fechas) y aumentar las porciones de proteínas y vegetales.

Lo ideal, sostienen, es tomar mucha agua, no exceder en el consumo de alcohol, tomar el sol y sobre todo, aprender a decir que no.