Sociedad

DF, entidad más corrupta en trámites y servicios: Transparencia Mexicana

A pesar de ser la número uno en materia de transparencia y acceso a la información, la Ciudad de México fue la peor entidad del país en materia de corrupción en trámites y servicios.
Rafael Montes
09 diciembre 2014 17:18 Última actualización 09 diciembre 2014 17:34
DF

El DF es la entidad del país con la peor calificación en materia de corrupción en trámites y servicios. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, lamentó que la ciudad de México viva la paradoja de ser la entidad del país mejor evaluada en materia de acceso a la información pública, pero la última en materia de corrupción en trámites y servicios.

“La ciudad de México, y quiero hablar de ella y no de su gobierno, la ciudad de México vive desde hace muchos años algo que hemos llamado en Transparencia Mexicana 'la paradoja capitalina'", dijo al participar en la presentación del Sistema de Transparencia, Rendición de Cuentas, Fiscalización, Prevención y Combate a la Corrupción del gobierno del Distrito Federal.

"La ciudad se encuentra en el primer lugar nacional en materia de acceso a la información pública, pero tristemente la ciudad se encuentra en el lugar 32 de 32 lugares posibles en materia de corrupción de trámites y servicios públicos”, añadió.

“Eso significa que los hogares de esta ciudad tienen que pagar más sobornos para trámites y servicios que les corresponden por ley”, explicó posteriormente en entrevista con El Financiero y agregó que esa estadística sale del Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno del 2013.

Explicó que dicho sistema, presentado este martes en el marco del Día Internacional Anticorrupción, pero que comenzará a funcionar en enero, significa que “la ciudad está empezando hoy a enfrentar el reto que debió haber empezado hace más de una década cuando se midió por primera vez esto”.

Bohórquez aseguró que “no puede haber una política anticorrupción que ejecute una sola agencia de gobierno, que es lo que a veces se piensa, que hay que nombrar a un zar anticorrupción, (pero lo) que una política anticorrupción necesita es coordinar a muchas agencias y muchos poderes”.

En el sistema participan dependencias de gobierno y organismos públicos y civiles de combate a la corrupción, rendición de cuentas y promoción de la transparencia.

En su participación pública, Bohórquez dijo que dicho sistema tiene como “razón de ser resolver el dilema de cómo no ser solamente muy abierto, sino (además) estratégico para que esa apertura sirva para corregir la corrupción que corroe las venas de nuestra ciudad”.

Agregó que “este sistema se beneficia de la riqueza del mundo académico, de la sociedad civil, pero sobre todo de aceptar con humildad que en materia de combate a la corrupción no podemos hacer anuncios que generen amplias expectativas”, pues desde hace 30 años se ha intentado resolver el problema con “soluciones mágicas”, pero sin éxito.

“Si hacemos un recuento histórico con honestidad intelectual, no hay forma mágica para enfrentar el problema de la corrupción, lo único posible son políticas de Estado que trasciendan a las administraciones y el liderazgo, no sólo de la sociedad, sino de sus autoridades para tratar de restaurar esta relación de gobierno y sociedad que hoy está en crisis”, afirmó el representante civil.

Advirtió además que en estos momentos, México se encuentra en un momento crítico por la fractura entre sociedad y gobierno, por lo que “todos los espacios de diálogo entre ciudadanía y gobierno, han de preservarse”, por ello, aplaudió la creación de este sistema, que funcionará como un consejo en el que “se podrá evaluar a cada agencia que participa en el sistema anticorrupción de tal manera que sepamos quién está fallando”.

Aunque no habrá sanciones, “habrá una evaluación pública y creo que esa es la sanción más dura si uno piensa que el ciudadano puede castigar o premiar con su voto el mal gobierno”.