Sociedad

Detienen en Michoacán a medio hermano del ‘Chayo’

De acuerdo con los primeros reportes, el medio hermano de Nazario Moreno, fundador de la Familia Michoacana, se desempeñaba como líder de estrategia de los Caballeros Templarios.  
Redacción
18 febrero 2014 14:7 Última actualización 18 febrero 2014 16:17
Etiquetas
Fuerzas federales han reforzado la seguridad en el estado. (Cuartoscuro)

Fuerzas federales han reforzado la seguridad en el estado. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Fuerzas federales atraparon hoy a Heliodoro Moreno, medio hermano de Nazario Moreno, el ‘Chayo’, fundador de la Familia Michoacana.

De acuerdo con los primeros reportes, Heliodoro Moreno quien fue capturado en Apatzingán, se desempeñaba como líder estratégico de los Caballeros Templarios.

El detenido, de 26 años, ocultaba una granada de fragmentación y una bolsa con una cantidad no precisada de mariguana en una mochila de color azul

Heliodoro reconoció ser pariente de "El Chayo", pues ambos son hijos de Nazario Moreno, padre, conocido como "El Papayo".

Se prevé que hoy por la tarde se anuncie la detención.

También se logró la captura de Juan Reza Sánchez, presunto responsable del manejo de recursos de procedencia ilícita de un grupo del crimen organizado que opera en Michoacán.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Comisión Nacional de Seguridad, Reza Sánchez admitió que inició sus actividades delictivas bajo el mando de José de Jesús Méndez Vargas y Nazario Moreno.

La detención de esta persona se llevó a cabo por la Policía Federal tras un trabajo de inteligencia que “permitió identificar su desplazamiento en los estados de Jalisco y Tamaulipas hasta llegar a su localización y aseguramiento en Querétaro, en un operativo sin realizar un solo disparo”.

Al momento de su detención le fue asegurado un fusil de asalto, aproximadamente un kilo de metanfetamina al parecer cristal, diversas cápsulas al parecer con cocaína, así como equipo de telefonía móvil, un vehículo y documentación diversa.

La Procuraduría General de la República ofrecía una recompensa de hasta 5 millones de pesos por información que llevara a su captura.