Sociedad

Detener obras para autos e invertir en peatones y ciclistas, piden a Mancera

Organizaciones civiles pidieron detener y suspender la construcción de las autopistas urbanas Oriente y Sur, el viaducto que acompañaría al Tren México-Toluca y el segundo piso del Viaducto Miguel Alemán.
Rafael Montes
13 noviembre 2014 16:48 Última actualización 13 noviembre 2014 16:48
Peatones

La Ley de Movilidad debe aplicarse en favor de peatones y ciclistas, pide activistas. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Detener la construcción de autopistas urbanas y demás vialidades para autos, invertir alrededor de tres mil 200 millones de pesos en infraestructura para peatones, ciclistas y transporte público y capacitar a la policía para que haga cumplir el Reglamento de Tránsito son las demandas que organizaciones ciudadanas, como Bicitekas, Liga Peatonal y México Previene hicieron llegar al jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, con miras a la integración del Presupuesto de Egresos de la ciudad del 2015.

Representantes de esas organizaciones informaron en conferencia de prensa que el pasado miércoles enviaron al mandatario capitalino un pliego petitorio con seis demandas para exigirle una inversión el próximo año que haga realidad lo establecido en la Ley de Movilidad publicada este año y que da prioridad a peatones, ciclistas y transporte público por sobre obras para automóviles que sólo beneficia a un porcentaje mínimo de la población.

Las organizaciones pidieron detener y suspender la construcción de las autopistas urbanas Oriente y Sur, así como el viaducto que se planea acompañe al Tren México-Toluca y el segundo piso del Viaducto Miguel Alemán, cuyo proyecto se prevé que sea revivido.

También pidieron inversión en accesibilidad universal y movilidad peatonal en vías secundarias con la inversión de 135 millones de pesos para construir banquetas y 852 millones de pesos para renovar las existentes, con la finalidad de que haya 711 kilómetros de banquetas con acceso universal en vías secundarias.

Para bicicletas, pidieron una inversión de 350 millones de pesos en 2015 para construir 100 kilómetros lineales unidireccionales de ciclovía de calidad que conecten las delegaciones periféricas, como Coyoacán, Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Azcapotzalco, en donde el uso de bicicleta es elevado, con el centro de la ciudad, solucionando el paso complicado por barreras urbanas como vías de alta velocidad, tales como Periférico, Viaducto y Circuito Interior.

En transporte público, pidieron un aumento de entre el 10 y el 30 por ciento de lo invertido hasta ahora para la creación de infraestructura útil.
“No debe temblarles la voluntad para restarle espacio vial al automóvil privado, pues este modo de transporte claramente crea más costos y problemas a la ciudad”, dijo Areli Carreón, representante y líder fundadora de Bicitekas.

Además, pidieron cien millones de pesos para completar el cuerpo legal, con los reglamentos necesarios, de la recién publicada Ley de Movilidad del DF y dos millones de pesos para capacitar a mandos altos y medios de la Secretaría de Seguridad Pública en temas de seguridad vial bajo la premisa neoyorquina de “Visión Cero” y el cumplimiento cabal del Reglamento de Tránsito.

Advirtieron que la seguridad en la ciudad no se soluciona sólo con más armamento y más patrullas.

Carreón afirmó que en caso de que el gobierno de la ciudad no atienda sus demandas, reiteradas año con año, lo acusarán de prevaricación e iniciarán procedimientos judiciales en su contra por no hacer valer con presupuesto el derecho a la movilidad en el Distrito Federal.

“No aceptaremos que se destine otra vez la mayoría de los fondos federales y locales a obras viales que, presumimos, dejan beneficios privados a funcionarios corruptos, corporaciones sin ética y para los intereses de servidores que aspiran a nuevos cargos y necesitan dinero para financiar sus campañas”, dijo Roberto Remes, representante y líder fundador de la Liga Peatonal.

El activista peatonal mencionó que incluso podría acusarse al gobierno de violación a los derechos humanos por la constante muerte de personas en accidentes viales derivados de una mala infraestructura y del incumplimiento al Reglamento de Tránsito.

Dijo que podría llegarse a pedir la intervención de autoridades internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El pliego petitorio fue firmado por al menos seis organizaciones ciudadanas a favor de la movilidad sustentable y la seguridad vial y una veintena de ciudadanos.