Sociedad

Desfalco en sindicato magisterial supera a Oceanografía y Línea 12

“Nos hacemos mensos” en materia educativa, aseguró Claudio X. González, presidente de la asociación civil Mexicanos Primero, quien denunció que un sistema que reprueba a 73 por ciento de sus alumnos “es un sistema fallido”.
Rosalía Servín
18 mayo 2014 23:46 Última actualización 19 mayo 2014 5:0
[Cuartoscuro]  Se estipula que la educación será de calidad, con base en el mejoramiento constante. 

Denuncian que el sector educativo es prácticamente una simulación. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente de la asociación civil “Mexicanos Primero”, Claudio X. González, denunció que el “ineficaz, opaco, corrupto e inequitativo” gasto del sector educativo en favor del sindicato magisterial, unos 35 mil millones de pesos, ha llevado a un “desfalco mayor que el de Oceanografía y la Línea 12 del Metro juntos”.

Insistió en que para ganar esta “batalla pública” es necesario el acompañamiento del mayor número de mexicanos preocupados por elevar el nivel de la educación y utilizar todas las herramientas al alcance y que permitan impulsar este cambio.

Aseguró que la reforma emprendida es apenas el inicio de muchas más reformas que faltan. “Se llevará tiempo, sí; pero por algo se tenía que comenzar. Ahora es el momento de vigilar y exigir el ¡Fin al abuso!”.

El empresario lamentó que en México “la educación sea una simulación. Nos hacemos mensos con dizque escuelas, que tienen dizque maestros, para dizque formar alumnos”.

Dijo que el saldo de esta situación “cruda, dolorosa e indignante” son varias generaciones de miles de mexicanos heridos.

Ante integrantes de la agrupación Red Familia, González presentó la conferencia “Educar es tarea de todos. Los retos de las problemáticas educativas” en la cual expuso el panorama que prevalece en el país en materia de educación y que ha llevado a muchos a levantar la voz y exigir el cumplimiento de este derecho constitucional.

De cada 100 niños, 92 terminan en tiempo y forma la primaria; 71 concluyen la secundaria y para el bachillerato se pierde más de la mitad de esa generación, pues sólo 40 terminan el nivel, dijo.

Esto significa que de los más de dos millones de alumnos que cada año ingresan a la primaria, un promedio de un millón 200 mil jóvenes, llegarán a los 18 años y estarán fuera de la escuela.

Abundó que a la baja cobertura (que ha llevado a los 8.6 años de escolaridad promedio), se suma la baja calidad de educación que se recibe, no sólo por la pérdida de horas clase, sino por el tipo de preparación que se obtiene.

González indicó que en las primarias públicas tienen 4.5 horas diarias de instrucción, pero si se toma en cuenta que México tiene el primer lugar en ausentismo magisterial de la OCDE, se puede imaginar la gravedad. Tal es el caso de Chiapas, donde en un ciclo escolar perdió 60 de los 210 días de clases.

Destacó que Vietnam tiene mayores condiciones de pobreza que Chiapas, y está logrando avanzar, al ubicarse en el lugar 17 en la prueba PISA, donde México se ubica en la posición 53 de 65 países.

Recordó que en Matemáticas, el 54.7 por ciento de los mexicanos se ubicó en niveles cero y uno y otro tanto en dos. Esto sin contar áreas como Lectura y Ciencias, donde están 41 y 47 por ciento de los estudiantes, están en los niveles más bajos.

“Los estudiantes fueron nueve años a la escuela y no aprendieron nada, es simulación”, insistió. Agregó que un sistema que reprueba al 73 por ciento de sus estudiantes para el mundo, no puede llamarse sistema educativo. “Es un sistema fallido”, enfatizó.