Sociedad

Desde ayer, nuevas coordenadas para que aviones disminuyan ruido en el DF

Los pilotos disponen de siete millas náuticas previo al aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; antes sólo tenían 4.7 millas, lo cual se traducía en mayor ruido para los habitantes de la zonas cercanas a la terminal aérea.
Miriam de Regil
26 junio 2014 23:37 Última actualización 27 junio 2014 5:0
 [La aerolínea también informó que está recibiendo víveres en sus oficinas de Reforma y el AICM / Bloomberg] 

El ruido que producen los aviones al descender será más tolerable. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO. A partir de este jueves, mediante nuevas coordenadas en las bases de datos de los aviones que vuelan sobre la capital, se reducirá el ruido que generan en su descenso hacia el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

En entrevista con El Financiero, el Director General de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), Claudio Arellano Rodríguez, explicó que “sin modificar la nueva ruta que se sigue desde el pasado 15 de mayo” el descenso de las aeronaves contará con una aproximación más estabilizada que, además de la disminución del ruido, se logrará aminorar el número de aproximaciones frustradas y una importante reducción de emisiones por el ahorro de turbosina.

Explicó que los aviones entran a la Ciudad a 12 mil pies de altura, procedentes de San Mateo, Estado de México. Cuando pasan sobre las Lomas lo hacen a 10 mil 200 pies y posteriormente al virar sobre Santa Fe navegan a ocho mil 800 pies de altura.

Comentó que antes, los pilotos traían una aceleración tal que los obligaba a frenar para estabilizar sus naves y no perder sustentabilidad. Ahora, sin necesidad de realizar tantas maniobras, los pilotos podrán acomodarse mejor en la trayectoria final hacia las pistas.

Dijo que una vez efectuado el viraje en el nuevo punto, los pilotos disponen de una trayectoria de siete millas náuticas de distancia, cuando en la ruta anterior las aeronaves viraban faltando 4.7 millas náuticas para aterrizar.

Arellano Rodríguez subrayó que el cambio de coordenadas disminuirá el nivel de ruido de los aviones pero no lo eliminará totalmente, pues es imposible que “un Boeing 747 no se escuche, pero la idea general es que el ruido sea más tolerable. Estamos intentando ocasionar la menor molestia, pero el punto medular de todo es la seguridad, pues lo que se está haciendo no es un capricho”.

Respecto del cambio de procedimiento de llegada al aeropuerto que inició el pasado 15 de mayo, el titular del Seneam resaltó que está dirigido a fortalecer la seguridad tanto para quienes vuelan como para los que están en tierra.

“La idea es se tengan llegadas más estabilizadas al aeropuerto. Esto es que a la hora de ingresar a la ciudad el piloto tenga más tiempo para preparar la nave para el aterrizaje”, dijo.

EN BUSCA DE LOS DECIBELES  

Mediante un recorrido en tierra por la nueva ruta que siguen los aviones, El Financiero midió el miércoles y ayer jueves los decibeles generados por los aviones constatando que sí hay menos ruido.

Se monitorearon diez puntos de la nueva ruta de aproximación al AICM, registrándose una disminución de diez a 30 puntos en los decibeles registrados en un sonómetro.

Al comparar, a la misma hora, el sonido ambiental a nivel de calle con el que se percibe al paso de los aviones, se detectaron variaciones desde menos uno hasta 16 decibeles de acuerdo con el ruido que generan los autos, las personas e inclusive los comercios.

En la esquina de Xola y Galicia en la colonia Miguel Alemán, el miércoles fueron 81.90 como máximo y 73 como mínimo, mientras que el jueves se registró un máximo de 62.78 y un mínimo de 54.

En el cruce de Boston y Carolina en la colonia Nochebuena, el sonómetro registró el miércoles 78 decibeles máximos y 74.60 mínimos; y el jueves la medición fue: 64.43 máximo y 54.30 mínimo.

En Paseo de la Reforma y Explanada, en la colonia Lomas de Virreyes, las mediciones indicaron 79.80 decibeles como máximo el miércoles y 75.10 mínimo; en cambio, el jueves lo detectado por el sonómetro fue de 57.30 como máximo y 53.18 como mínimo.