Sociedad

Desde 2013 había quejas contra "Mamá Rosa"

La Comisión de Derechos Humanos de Jalisco emitió en el 2013 una recomendación contra el Consejo Estatal de la Familia y la exprocuraduría local por el traslado de un menor a la casa hogar "La Gran Familia" en Zamora, Michoacán, a cargo de Rosa del Carmen Verduzco.
Jaime Ramírez Yáñez/ Corresponsal
21 julio 2014 19:31 Última actualización 21 julio 2014 19:37
Gran Familia. (Cuartoscuro)

Gran Familia. (Cuartoscuro)

GUADALAJARA.- Desde marzo del año pasado, ya se había denunciado que niños jaliscienses se encontraban en el albergue de “Mamá Rosa” en Zamora, Michoacán y las autoridades actuales de Jalisco sabían lo que sucedía.

De acuerdo al contenido de la Recomendación 9/2014 de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ), el 13 de marzo de ese año, una mujer –de quien se reserva su identidad por razones de seguridad- presentó una queja en contra de quien resultara responsable en el Consejo Estatal de la Familia y de la extinta Procuraduría General de Justicia.

En el documento acusó que desde 2004 uno de sus hijos había sido enviado a un albergue en el municipio de Zamora, Michoacán, con el argumento de que en Jalisco no había un establecimiento donde pudieran atender sus problemas emocionales.

Se quejó también porque no le proporcionaban información sobre el proceso y le negaban el derecho de recuperar a sus hijos; y negó haber firmado el documento donde ella autorizaba el cambio de albergue del niño a uno en Michoacán.

Agregó que en las dos casas hogar le cobraban una cuota por las visitas y que tanto el Consejo como la entonces Procuraduría se negaron a devolverles a los infantes.

De acuerdo con la investigación de la CEDHJ la custodia de los hijos le fue retirada a los padres tras ser detenidos por denuncias de violencia intrafamiliar y los niños quedaron a disposición del Consejo Estatal de Familia.

El organismo explica en su documento que al analizar la situación se dictaron medidas cautelares a la secretaria ejecutiva de ese consejo y a la entonces directora de la casa hogar Cabañas para que consideraran la posibilidad de reubicar al menor de edad en un albergue de esta entidad y se le brindaran todas las facilidades a la señora para visitar a sus hijos.

Sin embrago la petición del traslado del niño hacia Jalisco fue rechazada por el Consejo Estatal de la Familia debido a que había sido diagnosticado con diversos trastornos de ánimo y emocionales.

El 21 de octubre de 2013, la directora de la casa hogar La Gran Familia, en Zamora, Michoacán, Rosa del Carmen Verduzco, "Mamá Rosa", dirigió un escrito a la secretaria ejecutiva del CEF, en el que le señala que el adolescente agraviado ya mostraba signos positivos en su conducta y había superado los problemas fisiológicos que tenía.

Sin embargo, se pudo constatar que el Consejo no tuvo conocimiento de los avances del niño sino hasta que esta Comisión le solicitó información sobre el seguimiento que se la había dado al caso, a lo que respondió que al intentar hacer la investigación de seguimiento en el albergue mencionado, no se les permitió el ingreso.

Se documentó que el 31 de agosto de 2010 se realizó la única entrevista con el menor de edad, y no fue sino hasta el 18 de octubre de 2013, y a petición de este organismo, que se trasladaron al albergue para conocer su estado; es decir, pasaron casi tres años sin que supieran nada de él.

La CEDHJ expuso que de acuerdo con el Código de Asistencia Social del Estado, el hijo de la quejosa encuadraba perfectamente en el supuesto para que se le diera un trato prioritario, ya que antes de ser pupilo del Consejo fue maltratado por sus padres, lo que lo colocaba en un estado especial de vulnerabilidad, aunado a sus problemas emocionales, manifestados de manera física en enuresis y encopresis.

“Este cuadro clínico es el resultado de las circunstancias de vida por las que había pasado el niño, y al haber sido trasladado a un albergue en otra ciudad, sufrió una doble victimización, primero en el seno familiar y después de manera institucional”.