Sociedad

Descartan mando único en Acapulco

El alcalde Luis Walton asegura que la seguridad en el puerto ha mejorado en los últimos meses, por lo que no es necesaria la presencia de la Policía Federal, medida que si se registra en la capital de Chilpancingo.
Enrique Villagómez / corresponsal
04 marzo 2014 19:28 Última actualización 04 marzo 2014 20:29
Acapulco seguridad

El edil expone que el número de ejecutados ha bajado notablemente. (Cuartoscuro)

ACAPULCO. El alcalde de Acapulco, Luis Walton Aburto, descartó la posibilidad de que la Policía Federal asuma el control de la seguridad en este destino de playa, tal y como ocurre en la capital de Guerrero Chilpancingo.

Walton Aburto destacó que la seguridad ha “mejorado bastante” durante los últimos meses, gracias a la coordinación de trabajo que existen entre las policías de los tres niveles de gobierno, con el apoyo del Ejército mexicano y la Marina.

“Ustedes pueden constatar que el número de ejecutados ha disminuido considerablemente aquí en nuestro municipio y eso le da tranquilidad a la población” puntualizó el alcalde.

Por otra parte, se dio a conocer que el Gobierno del Estado analiza la posibilidad de solicitar a la federación que la Policía Federal asuma el control de la seguridad en algunos otros municipios, donde la inseguridad ha rebasado la capacidad de los ayuntamientos para detener la presencia del crimen organizado.

Los municipios que podrían incluirse en esta solicitud son los que se ubican en la zona norte y en la región de la tierra caliente de Guerrero, aunque algunos alcaldes han manifestado su oposición, como son los presidentes municipales de Ajuchitán del Progreso, Arcelia y Cutzamala de Pinzón.

Asimismo, el alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, rechazó que su administración pierda autonomía con la puesta en marcha del operativo “Juntos por Chilpancingo” mediante el cual la Policía Federal asumió el control de la seguridad en ese municipio.

“Yo sigo siendo el presidente municipal y tengo el control de la parte que me toca”, precisó Moreno Arcos.

Desde el domingo pasado, unos 500 Policías Federales con el apoyo de 300 efectivos de la policía estatal, asumieron el control de la seguridad en la capital de Guerrero, debido a la incapacidad del municipio para atender y frenar la presencia de grupos delincuenciales.