Sociedad

Desarrollar estrategias contra la Hepatitis debe ser prioritario: OMS

En el marco del Día Mundial contra la Hepatitis Viral, la Organización Mundial de la Salud alerta sobre la enfermedad, que mata cada año a 1.4 millones de personas.
Rosalía Servín
27 julio 2014 19:11 Última actualización 28 julio 2014 5:0
transfusiones (Cuartoscuro/Archivo)

Las transfusiones constituyen el principal factor de riesgo para infectarse del virus. (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO. Este lunes, en ocasión del Día Mundial contra la Hepatitis viral, la Organización Mundial de la Salud (OMS) llama los encargados de formular las políticas públicas, al personal de salud y al público en general a “pensárselo de nuevo” ante este padecimiento que ha sido denominado el asesino silencioso.

El grupo de enfermedades infecciosas que comprende los tipos A, B, C, D y E de la Hepatitis, afecta a millones de personas en todo el mundo, provocando hepatopatías agudas y crónicas, que matan a cerca de 1.4 millones de personas cada año.

Para la OMS las estrategias encaminadas a la atención de la Hepatitis deben centrarse en: fortalecer las actividades de prevención, detección y control de la hepatitis viral y sus enfermedades conexas; aumentar la cobertura de inmunización contra el tipo B e incorporar la vacuna en los programas nacionales de vacunación y coordinar una respuesta mundial.

El tipo A se transmite principalmente cuando una persona no vacunada come o bebe algo contaminado por heces de una persona infectada. La enfermedad está estrechamente asociada a la falta de agua potable, un saneamiento deficiente y una mala higiene personal.

A diferencia de las Hepatitis tipos B y C, la A no causa problemáticas crónicas y rara vez es mortal, pero puede causar insuficiencia hepática aguda, que se asocia a una alta mortalidad.

Los más peligrosos son los tipos B y C, la primera de ellas se transmite por contacto con la sangre u otros líquidos corporales de una personas infectada, y puede dar lugar tanto a un cuadro agudo como a una enfermedad crónica.

Cada año se presentan alrededor de 240 millones de casos y más de 780 mil muertes, esto a pesar de que existe una vacuna para prevenirla.
La tipo C es una de las principales causas de cirrosis y cáncer de hígado y aún no hay vacuna que la prevenga. Se transmitepor medio de sangre.

En todo el mundo hay entre 130 y 150 millones de personas infectadas y un número considerable de ellas padecerán infección crónica, desarrollarán cirrosis o cáncer de hígado, lo que lleva a que entre 300 mil y 500 mil personas mueran anualmente por esta enfermedad que podría ser prevenible.

Para los especialistas, la Hepatitis sigue siendo una enfermedad en gran medida olvidada y para muchos hasta desconocida.

La falta de información es uno de los mayores problemas, no sólo entre la población, sino entre los propios médicos.