Sociedad

Demanda Federación a Baja California Sur y Morelos por reforma educativa

Con estas suman ocho controversias constitucionales en contras de las entidades que sus legislaciones en materia educativa van en contra de las disposiciones de la Constitución y leyes reglamentarias.
Rosalía Servín
20 mayo 2014 21:7 Última actualización 20 mayo 2014 21:7
escuelas CUARTOSCURO

Morelos y Baja California Sur se suman a los estados cuyas leyes contravienen la reciente reforma educativa federal. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La Presidencia de la República presentó dos nuevas demandas de controversia constitucional en contra de los poderes ejecutivos y legislativos de los estados de Baja California Sur y Morelos, cuyas leyes expedidas en materia educativa contravienen disposiciones de la Constitución General de la República y de las leyes reglamentarias.

En un comunicado la SEP informó que las leyes invaden la esfera de competencias de los Poderes Federales, razones por las cuales contradicen el espíritu de la Reforma Educativa.

Dichas controversias se suman a las presentadas recientemente por el Ejecutivo Federal en contra de Zacatecas y Baja California el pasado primero de mayo; y las del 15 de abril, en el mismo sentido, en contra de Oaxaca, Sonora, Michoacán y Chiapas.

"Con estas controversias el Gobierno de la República busca que se declare la invalidez de las normas locales por considerarlas inconstitucionales, a fin de que se garanticen la congruencia de los marcos jurídicos locales con lo establecido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes secundarias en materia educativa", se apunta.

El documento destaca que en todos los casos, la finalidad es que, si la Suprema Corte de Justicia de la Nación las considera fundadas, se obligue a los Poderes Legislativos de dichas entidades a emitir sus legislaciones en materia educativa conforme a lo que establece la Constitución del país.

"El Gobierno de la República reitera su firme compromiso con la Reforma Educativa aprobada por el Congreso de la Unión y la mayoría de los congresos estatales, y su responsabilidad de vigilar que la legislación local de todas las entidades del país estén en perfecta armonía con la reforma constitucional, todo con el propósito de que se garantice en beneficio de la niñez mexicana una educación de calidad", concluye el comunicado.