Sociedad

Delegado de Cuauhtémoc acusa opacidad en parquímetros

Alejandro Fernández señaló que las empresas Servicios Metropolitanos y a Operadora de Estacionamientos Viales llevan 20 años operando los parquímetros en total opacidad y que actualmente deben a los vecinos al menos 40 millones de pesos.
Rafael Montes
03 diciembre 2014 15:38 Última actualización 03 diciembre 2014 16:10
Parquímetros

Los parquímetros de la delegación Benito Juárez, iniciaron con el cobro, después del periodo de familiarización. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. El jefe delegacional en Cuauhtémoc, Alejandro Fernández, acusó que las empresas Servicios Metropolitanos (Servimet), que es una paraestatal del gobierno del Distrito Federal, y Operadora de Estacionamientos Viales (OPEVSA), creada ex profeso en 1992, operan los parquímetros de las colonias Juárez y Cuauhtémoc en total opacidad desde hace 20 años.

Los parquímetros en las colonias Juárez y Cuauhtémoc, comenzaron a funcionar en 1994, cuando el secretario de Gobierno del entonces Departamento del Distrito Federal era Marcelo Ebrard, quien en 2012, cuando fue jefe de gobierno del DF, impuso el sistema ecoParq, un nuevo esquema de parquímetros, en colonias como Polanco, Las Lomas, Roma e Hipódromo.

En ambos casos, las empresas que se beneficiaron de la concesión de los parquímetros fueron creadas al vapor: OPEVSA se creó en 1992, a unos meses de que surgiera la convocatoria para operar los aparatos en las colonias Juárez y Cuauhtémoc, mientras que Operadora de Estacionamientos Bicentenario, que funciona en Polanco, Lomas, Roma e Hipódromo, se creó en 2010 y en 2011 resultó ganadora para los primeros polígonos ecoParq.

Después de que vecinos de la colonia Cuauhtémoc reclamaron que la delegación debe tres millones 800 mil pesos por los parquímetros de ambas colonias, el mandatario delegacional rechazó en conferencia de prensa que sea responsabilidad de la delegación recaudar y administrar el dinero que se deposita en los parquímetros de esas dos colonias, sino que es obligación de Servimet, actualmente dirigida por Roberto José Barrios Gaxiola.

Explicó que de acuerdo con los convenios para la operación de los aparatos en esas colonias, firmados en 1994, es la paraestatal la que debe administrar los recursos de los parquímetros.

También aclaró que no obra en el archivo delegacional ningún documento en el que se haya establecido la obligación de que la delegación sea la que administre el dinero.

Según el último acuerdo, de 1995, de lo recaudado en parquímetros, 11 por ciento le corresponde a Servimet, 16 por ciento a los residentes para obras de mejoramiento urbano, 18 por ciento a la Tesorería del DF y 55 por ciento a OPEVSA.

Fernández también reconoció que fue en junio de 2012, cuando Agustín Torres era el jefe delegacional y él candidato a sucederlo, cuando tres millones de pesos que formaban parte de los recursos de parquímetros fueron usados para financiar programas sociales, como acusaron los vecinos y por lo que hay una demanda ante un juez, pero se deslindó de tal decisión.

Aunque al principio los parquímetros de la colonia Juárez estaban concesionados a la empresa Parametros, en 1996 ésta le cedió todos los derechos a OPEVSA, la cual se quedó con los polígonos de Juárez y Cuauhtémoc.

Sin embargo, ni Servimet ni OPEVSA han sido transparentes a las peticiones que el gobierno delegacional ha hecho para que aclaren el destino de los recursos recaudados desde 2012.

Al respecto, Fernández informó que, al hacer una revisión del expediente de parquímetros de esas colonias, se percató de que existe un vacío documental desde 1996 hasta 2011.

De acuerdo con sus cálculos, Servimet y OPEVSA deben a los vecinos un total de 40 millones de pesos, de los 251 millones que se han recaudado en tres años.

El delegado explicó que para atender demandas de los vecinos, en 2013 y en los primeros meses de 2014, la delegación decidió destinar, del presupuesto delegacional, un total de 16 millones de pesos como pago de recaudo de parquímetros, recursos que debió haber entregado Servimet y que no hizo y que la delegación ya dio por perdidos de su bolsa presupuestal.

Por lo tanto, afirmó que a los vecinos de Juárez y Cuauhtémoc, Servimet y OPEVSA les deben 10 meses de lo recaudado en 2012. De años previos, Fernández supuso que no existen deudas, pues no hay documentos que lo demuestren.

Ante esa situación, el delegado de Cuauhtémoc pidió que el gobierno de la ciudad aclare las funciones que tiene la delegación en el tema, ante el vacío documental que existe.

Y propuso que todas las dependencias y empresas involucradas en la operación, recaudo y administración de los parquímetros transparenten sus funciones y recursos, que se redefinan los porcentajes que corresponden a cada parte para que la empresa se lleve el 40 por ciento y el 60 por ciento quede a los vecinos y que Servimet y OPEVSA paguen lo que deben.

Dicho planteamiento será presentado a la Consejería Jurídica, Servimet, Secretaría de Finanzas, Oficialía Mayor y al jefe de Gobierno de Distrito Federal el próximo viernes.