Sociedad

Cumple 52 días en huelga la Universidad de Sonora

El problema es que el paro ya suma 10 veces más que el daño económico, y ahora entre las demandas de los huelguistas además se agrega la de que se les paguen los salarios caídos.
Demian Duarte / corresponsal
20 abril 2014 17:42 Última actualización 20 abril 2014 17:46
Etiquetas
[Estadísticas muestran que sólo 1 de cada 4 universitarios se gradua. / Cuartoscuro] 

Cerca de 40 mil estudiantes y 3 mil maestros e investigadores están sin clases. (Cuartoscuro/Archivo)

HERMOSILLO.- Después de 52 días en huelga, las cosas no marchan bien para el final del paro laboral en la Universidad de Sonora, en donde las negociaciones entre el Sindicato de Trabajadores y Empleados y la rectoría de esa institución simplemente no avanzan.

Modesto Sánchez, secretario general del sindicato insiste en que se trata de una serie de violaciones al contrato colectivo de trabajo lo que causó el escalamiento de la huelga, aunque jamás ha aclarado cuales son estas.

Sin embargo todo indica que el descuento de un día de trabajo por un paro que realizó el sindicado en febrero pasado es lo que llevó al sindicato a la huelga, pues ello implicó que además se les descontara a los trabajadores un bono por puntualidad que es equivalente a otros 4 días de salario.

El problema es que el paro ya suma 10 veces más que el daño económico, y ahora entre las demandas de los huelguistas además se agrega la de que se les paguen los salarios caídos.

En tanto las autoridades universitarias, que encabeza el rector Heriberto Grijalva Monteverde parecen apostarle al cansancio y al desgaste del sindicato, pues durante el periodo vacacional de semana santa no hubo ni siquiera una mesa de negociación y no se espera que el conflicto pueda resolverse durante la semana de pascua, pues es un periodo de vacaciones para la máxima casa de estudios de Sonora.

Esto implica que cerca de 40 mil estudiantes y 3 mil maestros e investigadores estén sin clases y que la Universidad de Sonora pierda además de clases y prestigio, el equivalente a 2 millones de pesos diarios, de acuerdo con el estimado por la propia rectoría.