Sociedad

Crónica de una masacre en el desierto de Sonora

La muerte de siete personas, así como cuatro heridos, fue el resultado de una emboscada a un grupo que se dedicaban presuntamente al trasiego de droga hacia Estados Unidos.
Demian Duarte / Corresponsal
21 marzo 2014 14:47 Última actualización 21 marzo 2014 15:1
Etiquetas
Policia federal en Michoacán

Seguridad Vista Hermosa Michoacan

CABORCA. Una masacre se registró el pasado miércoles en el desierto sonorense, en la zona limítrofe con el estado de Arizona y donde fallecieron siete personas que se dedicaban al trasiego de droga hacia los Estados Unidos.

De acuerdo con los reportes otros cuatro "burreros", resultaron heridos en lo que parece ser una emboscada, producto de los enfrentamientos entre grupos rivales del crimen organizado en esta región del estado.

Los hechos ocurrieron en un paraje aislado de este municipio, justo en la colindancia con el municipio de Plutarco Elías Calles y muy cerca del control de cruce fronterizo entre Sonoyta y Lukeville y donde se localizaron los cuerpos y el vehículo.

Los hechos ocurrieron, en un momento aún no precisado entre el martes 18 y el miércoles 19, cuando los hoy occisos y heridos fueron atacados por un grupo armado mientras transitaban en un Pick Up Chevrolet Silverado doble cabina por una brecha a la altura de un paraje conocido como Cerro "Las Agujas", en una zona desértica conocida como "Sierra La Lesa" cuando se internaban en territorio nacional provenientes de Estados Unidos.

De acuerdo con los sobrevivientes, fueron agredidos con ráfagas de metralleta, lo que pudo ser confirmado por las corporaciones que acudieron al lugar de los hechos, donde se encontraron decenas de casquillos percutidos de armas como los rifles de asalto AR-15 y AK-47, además de cargadores y huellas de violencia extrema.

Tres de los muertos no están identificados, pero de acuerdo con el parte de la Policía Estatal Investigadora, entre los que ya fueron identificados se encuentran Jesús Alejandro Virrueta, Porfirio Cortés Ramos, José Alexis Niebla y Miguel Castillo, todos ellos menores de 30 años y originarios de Sonora y Sinaloa.

Uno de los heridos fue identificado como Francisco Saúl Hernández Ramírez, quien señaló que fueron emboscados cuando provenían del otro lado de la frontera, a donde habrían llevado un cargamento de droga.

Este suceso ocurre ante un clima de violencia que azota a Sonora, pues entre enero y febrero se reportaron 74 asesinatos con arma de fuego, sobre todo en Agua Prieta, Hermosillo y Cajeme.