Sociedad

Consejero: en pausa de prueba ENLACE se actuó
toda responsabilidad

“Es mejor no hacer una evaluación cuando se sospecha o tiene problemas en su confiabilidad”, sostiene integrante de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.
16 febrero 2014 13:29 Última actualización 16 febrero 2014 13:30
Etiquetas
 [El Gobierno estatl infiormó que los 948 mil 628 estudiantes de nivel básico inciaron clases sin contratiempos/Cuartoscuro]  

El INEE está de acuerdo en lo que sí y no debe ser el futuro de esa prueba.(Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MEXICO.- Eduardo Backhoff, integrante de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), dijo que los padres de familia y grupos de la sociedad civil que están en desacuerdo con la pausa a la aplicación de la prueba ENLANCE deben saber que se actuó con toda responsabilidad.

“Es mejor no hacer una evaluación cuando se sospecha o tiene problemas en su confiabilidad”, sostuvo.

Además dejó claro que “los padres de familia tienen el derecho de conocer cómo van sus hijos y exigir a los profesores que les den el máximo aprendizaje posible, y para eso si hay una evaluación deberían ellos tener la información adecuada pero eso es muy distinto a hacerla pública y hacer rankeos”.

En entrevista el consejero recordó que el INEE, como institución autónoma, es responsable de avalar o no una prueba con el objeto que tenga las condiciones para generar información verídica. “Tengan paciencia, ya estamos muy cerca para poder definir qué es lo que va a suceder con una prueba ENLACE o tipo ENLACE”, pidió.

Experto en el tema de ENLACE al interior del organismo, expresó su acuerdo con los organismos que señalan que esa evaluación fue pervertida al habérsele añadido el tema del dinero; es decir, los estímulos económicos para maestros, pero no fue el único problema.

Para Eduardo Backhoff, el otro problema fue hacer y publicar rankings de escuelas para mostrar cuáles eran “mejores que otras” porque, en su opinión, un plantel educativo no puede ser evaluado sólo con los resultados de aprendizaje de los estudiantes.

“Una información aislada, como es el caso de los resultados de aprendizaje, sin considerar el contexto en que este se da, te produce una falsa realidad”, planteó.

De hecho, destacó, en muchos países se prohíbe la publicación de rankings, como en Dinamarca donde se hacen evaluaciones pero los resultados no se publican porque han demostrado que eso no sirve para mucho.

Backhoff señaló que hoy no existe una respuesta concreta a la pregunta de cómo será la nueva ENLACE o la evaluación que la sustituya, dado que aún se analiza el caso y se esperan los primeros resultados del estudio sobre la validez de la prueba, que se prevé se les entregará en marzo.

Empero, el instituto está de acuerdo en lo que sí y no debe ser el futuro de esa prueba.

El INEE, indicó, está de acuerdo en que existan evaluaciones en el país que deban de complementarse. En el caso de que se haga una prueba tipo ENLACE deberá de complementarse con otras que existen y que desarrolla el instituto.

Otra es que todas las pruebas que se utilicen deben demostrar que son válidas, útiles y confiables, además de que la información que generen retrate correctamente el sistema educativo nacional. “No hay que evaluar por evaluar sino que la evaluación debe ser sólida y técnicamente creíble”.

“Estamos deseando que padres de familia, así como docentes de los estudiantes, conozcan los resultados para que puedan reforzar el aprendizaje de los alumnos”, y el principal propósito debe ser pedagógico y educativo, expresó.

El centro de atención de las evaluaciones debe ser la escuela, pues es donde se produce el aprendizaje y donde se puede incidir para mejorarlo.

En lo que no se está de acuerdo, sostuvo, es en que se evalúe por el hecho de evaluar, pensando que evaluando se va a mejorar la educación y que las pruebas de aprovechamiento escolar de esta naturaleza se utilicen para pagar estímulos a los docentes o se asocien a su salario o con ellas se hagan rankings.

En caso que se pudieran realizar evaluaciones para rendición de cuentas, los resultados no se deberían de publicar sin autorización de los padres de familia y sin un control necesario para asegurar que la aplicación sea adecuada y que los resultados sean válidos.

Asentó que “una de las cosas que creemos que no se debe de hacer es gastar demasiado tiempo de los estudiantes y recursos de las escuelas en prepararse para evaluar.

“Evaluar a todos los niños, todos los grados, todos los años en todas las asignaturas es un error. Eso no nos va a llevar a mejorar la educación. En cambio, nos va a quitar tiempo y recursos para concentrarnos en lo que realmente es importante: la enseñanza.

“La evaluación es parte de la educación, es un componente seguramente importante, pero no lo es todo y no debemos sacrificar tiempo de enseñanza por tiempo de evaluación”.