Sociedad

Confusión y vandalismo en parquímetros de la Nápoles

En 170 de los 183 parquímetros que hay en la zona, se colocó en las ranuras plastilina epóxica, se exentarían de las multas para quienes no pagaran por estacionarse en la calle, informó el responsable de ecoParq; parte de la confusión fue que en bahía de descenso del WTC habían pintando cajones de estacionamiento.
Rafael Montes
08 diciembre 2014 12:47 Última actualización 08 diciembre 2014 12:51
(Edgar López)

El cobro en los parquímetros en la colonia Nápoles, generó el rechazo de los vecinos. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO. Confusión por falta de información clara sobre el funcionamiento de los parquímetros de EcoParq se vivió en las primeras horas en las calles aledañas al Polyforum Siqueiros y el World Trade Center, en la colonia Nápoles, en el primer día de operación de los aparatos.

Debido a que algunos aparatos fueron vandalizados presuntamente por los opositores al programa, algunas calles exentarían las multas para quienes no pagaran por estacionarse en la calle, informó el responsable de ecoParq para la operación de los parquímetros en las colonias Nápoles y Ampliación Nápoles, Omar Lara.

Dijo que de 183 aparatos que de instalaron en esas dos colonias, al menos 170 se encontraban con las ranuras tapadas con plastilina epóxica, lo que complicaba el pago de los automovilistas.

Por ese motivo, en las cuadras en las que se presentara esta situación, habría tolerancia para quienes no mostraran el boleto de pago en su parabrisas.

Pero la tolerancia sería sólo para esas calles, en el resto, la multa y el inmovilizador se aplicarían conforme al reglamento.

Sin embargo, minutos antes, el responsable del módulo ubicado en Filadelfia y Dakota y otros empleados de EcoParq habían dicho que esta semana sería de familiarización para que los automovilistas ubicaran el sitio de los aparatos y los cajones que fueron balizados.

La confusión en la operación del programa fue tal, que incluso fueron pintados cajones en una de las salidas de la bahía para ascenso y descenso de personas que llegan al World Trade Center por la calle de Filadelfia.

Esos cajones tienen un tache anaranjado que probablemente colocó personal de EcoParq al darse cuenta que ese espacio no era apto para estacionarse, pues además hay un disco de prohibición.

El principal argumento de quienes se oponen a los aparatos y de algunos oficinistas molestos es que faltó información sobre el funcionamiento del programa.

Hoy comenzaron funcionar los parquímetros de ecoParq en las colonias Nápoles, Ampliación Nápoles, Extremadura Insurgentes, Insurgentes Mixcoac y San José Insurgentes.

Por oposición vecinal, quedó pendiente el polígono de la colonia San Pedro de los Pinos.