Sociedad

Confusión en primer día de parquímetros en colonia Florida

En las avenidas Barranca del Muerto, Río Mixcoac, Minerva, Vito Alessio Robles e Insurgentes Sur no hay señalización suficiente en las aceras, los cajones están pintados de manera irregular e incluso hay algunos huecos que son aprovechados por los conductores, lo que provocó confusión.
Rafael Montes
21 julio 2014 16:18 Última actualización 21 julio 2014 16:36
Parquímetros en la Colonia Florida

Ante la falta de señalización y cajones irregulares, que causó confusión, este lunes inició la operación de los parquímetros en la colonia Florida. (Rafael Montes)

Vehículos inmoviliados tras el inicio de la operación de parquímetros en la Colonia Florida. (Rafael Montes)

Vehículos inmoviliados tras el inicio de la operación de parquímetros en la Colonia Florida. (Rafael Montes)

CIUDAD DE MÉXICO.- En el primer día de operación de parquímetros en la colonia Florida, en la delegación Álvaro Obregón, las calles de la zona lucieron vacías, pero también hubo confusión entre los automovilistas que incluso violaron el reglamento y se estacionaron sobre zonas prohibidas.

Tras dos semanas de "familiarización" de los nuevos aparatos, en las que no se cobraría el estacionamiento en vía pública, este lunes comenzó de manera formal el cobro y las sanciones para quien no depositara monedas en los parquímetros.

No obstante, ante la falta de vigilancia constante, algunos conductores decidieron invadir los espacios destinados a motocicletas, marcados en azul, dejar el auto fuera de los cajones marcados o subir el coche a la banqueta.

En muchos casos eso no fue sancionado, según lo observado en un recorrido realizado por El Financiero.

En otros casos, los automovilistas desprevenidos y que desconocían del funcionamiento de los aparatos fueron sancionados con la colocación del inmovilizador y la respectiva multa por estacionarse sin pagar.

Uno de los conductores sorprendidos con la medida argumentó que no hubo información suficiente y que falta señalización para delimitar las zonas de pago.

En el perímetro comprendido por las avenidas Barranca del Muerto, Río Mixcoac, Minerva, Vito Alessio Robles e Insurgentes Sur, que es donde operan los nuevos parquímetros, no hay señalización suficiente en las aceras, los cajones están pintados de manera irregular pues hay de varios tamaños, en algunas calles quedan huecos que son aprovechados por los conductores y además hay cajones pintados con diferentes colores (rojo, amarillo, azul y blanco), lo que confunde al automovilista.

En particular, en la avenida Vito Alessio Robles la situación es confusa porque los cajones que habían sido pintados fueron tapados con pintura negra, pero sí hay aparato de cobro.

También se observó que hay calles con aceras muy estrechas en las que el aparato de cobro tuvo que ser instalado en pleno arroyo vehicular, lo que se convierte en un obstáculo y riesgo para el tránsito de autos.

Aunque hay quienes reconocieron que los aparatos sí ayudaron a descongestionar la zona, otros, oficinistas principalmente, manifestaron su inconformidad por el costo, dos pesos por 15 minutos, y el tiempo máximo permitido de estancia, que es de tres horas.