Sociedad

Conagua garantiza líquido para el resto del año en el Valle de México 

El director General del Organismo Cuenca Aguas del Valle de México, Fernando González Cañez,  advirtió que en el Distrito Federal se desperdicia 40% del líquido que se trae desde las presas que forman el Sistema Cutzamala. 
Notimex
30 marzo 2014 10:45 Última actualización 30 marzo 2014 10:45
  [Cuartoscuro] Se prevé que el suministro de agua en el Valle de México se normalice a partir de las 22:00 hrs. 

El Valle de México consume más de un millón 200 mil metros cúbicos al día. (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MEXICO.- La Comisión Nacional del Agua (Conagua) garantiza para lo que resta del año el abastecimiento del líquido al Distrito Federal y todo el valle de México a través del Sistema Cutzamala, aunque su distribución a las 16 delegaciones corresponde a las autoridades del gobierno capitalino.

El director General del Organismo Cuenca Aguas del Valle de México, dependiente de Conagua, Fernando González Cañez, explicó que en la Federación “no tenemos capacidad de influir en el sistema de distribución”, es responsabilidad directa de la ciudad de México, y es la administración capitalina la que decide dónde recorta.

En entrevista advirtió además que en el Distrito Federal se desperdicia 40 por ciento del líquido que se trae desde las presas que forman el Sistema Cutzamala.

En su mayor parte, expuso, obedece a fugas en líneas de distribución, que en promedio son 24 metros cúbicos por segundo e implica unos 24 mil litros por segundo, por lo que es importante que los gobiernos del Estado de México y capitalino actúen a la par, refuercen e inviertan para evitarlas.

González Cañez detalló que el convenio firmado con ambas entidades incluye el calendario de entregas, y para el Estado de México son seis metros por segundo, mientras que para el Distrito Federal son entre nueve a 10 metros por segundo.

El director de Aguas del valle de México explicó que en promedio una casa con cuatro habitantes utiliza por día un tinaco (un metro cúbico); y contabilizando todos los usos como el industrial, fuentes de trabajo, entre otros, a cada capitalino corresponde un consumo de 250 a 280 litros al día.

Pero si se consideran las pérdidas de líquido por fugas, en la realidad la gente sólo consume 60 por ciento de esos 280 litros.

De acuerdo con el funcionario, el Sistema Cutzamala cuenta con la tecnología más avanzada del mundo en detección de fugas y monitoreo de sus redes, contrario a los sistemas de distribución en el valle de México.

En su opinión requieren de una gran inversión para poder tener el detector de fugas con una metodología mucho más estricta, trabajo que corresponde a cada una de las entidades y a cada uno de los municipios.

González Cañez destacó que Aguas del Valle de México está en una nueva era del sistema Cutzamala, donde se privilegia la seguridad hídrica de la región para los próximos 20 o 50 años en el sistema.

Además, comenzaron los procesos de arranque de la tercera línea en el Sistema Cutzamala, que para 2017 permitirá darle las líneas de conducción sin reducir el suministro en el valle de México.

“Para 2014 tenemos un plan muy agresivo de transformación de algunos sistemas electromecánicos, que en paralelo con la construcción con la tercera línea en los siguientes dos años nos darán mayor seguridad en el abasto del sistema”, dijo.

El Sistema Cutzamala requiere de acciones muy importantes para su renovación, y ese es el compromiso de este Gobierno de la República, transformarlo en “un sistema seguro para los siguientes años”.

En la actualidad, “existen algunos riesgos en la conducción; en la parte electromecánica estamos ya cubriendo y por eso los programas de mantenimiento ahora no se dan en cada puente, ni de manera caprichosa, sino de manera bien planeada”, aseguró.

Al igual que todos los sistemas del mundo se requiere de mantenimiento en la red hídrica para conservar su fiabilidad, e incluso el Distrito Federal y el Estado de México hacen paros por colonia o sector para mantenerlos en marcha.

Los almacenamientos del Sistema Cutzamala, que son las presas, no son interanuales y sólo se puede usar lo que llueve cada año hacia el año que sigue.

“Tuvimos un 2013 muy caótico, no nos llovió bien en todo el año hasta septiembre, pero de septiembre a noviembre nos llovió de forma más o menos atípica, completándonos en la capacidad de suministrar más de 240 días el abastecimiento.

“Estamos pensando que las lluvias que lleguen en junio o julio podrán completar un buen año de abastecimiento para el valle de México”, sostuvo el funcionario federal.

Sobre el mantenimiento de la redes del Cutzamala, comentó que se pospusieron para el primer fin de semana de mayo con el fin de no afectar tanto a la delegación Iztapalapa.

Para mantener la tranquilidad de los capitalinos, explicó que se inicia una cruzada con el Distrito Federal y el Estado de México para hacer más eficientes sus redes de distribución, pues actualmente se tiene 74 por ciento de la capacidad de las presas del sistema.

“Hay que considerar que el Valle de México consume más de un millón 200 mil metros cúbicos al día, esto en números coloquiales te deja que más de un millón y medio de tinacos al día se llenan con el sistema Cutzamala en el valle de México”, refirió.

Aseguró que con 74 por cuento de la presa se garantizará el abasto en 2014 y que no haya recortes en el suministro; y el programado para el 1 de mayo será de mantenimiento. “Estamos hablando con autoridades capitalinas para ver de qué tamaño va ser ese mantenimiento”.