Sociedad

Comunidad frena expansión de autodefensas

Habitantes de Tarecuato, Michoacán impidieron que esas agrupaciones ingresaran al poblado, lo que suscitó que accionaran sus armas y dispararan sin lesionar a nadie.
Arturo Estrada/ Corresponsal
02 abril 2014 18:40 Última actualización 02 abril 2014 18:40
  [La CNDH dijo que el gobierno de la entidad ha permitido la proliferación de las autodefensas./Cuartoscuro]  

[La CNDH dijo que el gobierno de la entidad ha permitido la proliferación de las autodefensas./Cuartoscuro]


TARECUATO, Michoacán.- La oportuna intervención de elementos del Grupo de Operaciones Especiales frustró que integrantes de autodefensas tomaran el control de la comunidad de Tarecuato, los cuales pretendían agredir a la comunidad.

Los uniformados detuvieron a dos sujetos presuntos autodefensas, en poder de armas largas, cartuchos y otros objetos, así como con 10 bolsas pequeñas conteniendo aproximadamente 50 gramos de mariguana cada una, sin embargo, pobladores de la enardecida comunidad indígena cerca de las 16:00 horas se oponían a que los agresores fueran trasladarlos ante las instancias legales, toda vez que querían lincharlos.

De acuerdo a la información emitida por la agencia de noticias Esquema, se sabe que aproximadamente a las 14:15 horas, grupos de indígenas mantenían guardias de vigilancia en las entradas a dicha población de Tarecuato pero, repentinamente llegaron integrantes de autodefensas a bordo de por lo menos diez camionetas pero, vieron frustrado su plan de ingreso y ante ello accionaron sus armas de fuego.

Los disparos alertaron a elementos del Grupo de Operaciones Especiales que realizan patrullajes por esta zona del Estado, cuyos agentes rápidamente se movilizaron y evitaron que se registrara una masacre al detener de inmediato a los dos sujetos que dispararon sus rifles de asalto, sin que por fortuna se registraran lesionados o víctimas que lamentar.

Poco después, llegó al lugar el Ejército Mexicano pero, los indígenas se oponían que los GOE’S trasladaran a los detenidos ante el Ministerio Público, sin embargo, poco después cayeron en la cordura y aceptaron finalmente que sea un agente del Ministerio Público quien les defina su situación jurídica.