Sociedad

Complace a ONG's aval a la mariguana por parte de Comité Global de la ONU

México, encerrado en el mito, atrapado en una guerra antidrogas y la violencia no cede, coinciden líderes de organismos no gubernamentales.
Fernando Ramírez de Aguilar
28 septiembre 2014 19:35 Última actualización 29 septiembre 2014 5:0
Mariguana negocio EU REUTERS

El mercado de la mariguana podría superar los seis mil millones de dólares para 2019 en Estados Unidos. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO. Organismos no gubernamentales como la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos celebraron el informe que la Comisión Global de Política de Drogas (CGPD) presentó en la pasada Asamblea General de la ONU para legalizar drogas como la mariguana y la cocaína, y el cual fue aprobado por unanimidad.

La ONG señaló que “es primordial que el Estado mexicano reconozca los diversos problemas que ha desatado la prohibición y combate de algunas sustancias, así como la necesidad de buscar alternativas a las estrategias actuales”.

El director ejecutivo de la Coalición de Política de Drogas Canadiense, Donald McPherson, advirtió que México sigue encerrado en el mito, atrapado en medio de la guerra contra las drogas y con un país donde la violencia no cede. Dijo que se ha comprobado la efectividad de la sustancia activa de la Cannabis para aliviar casi dos mil enfermedades,
Sostuvo que el tema de la legalización es un tema polémico, que muchos políticos no se atreven a abordar. Sin embargo, llamó a que México “no se quede fuera de los beneficios a la salud que tienen otros países por el uso de la Cannabis medicinal” y estimó que esta reforma podría considerarse estructural, por el alcance en la economía del país, y en el tema de la seguridad y control de la violencia.

Louise Arbour, excomisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, dijo que “el modelo que hemos abrazado durante los últimos 50 años ha demostrado ser inefectivo, ineficiente y muy costoso. Y no sólo digo costos del lado financiero, sino de los costos humanos - costos catastróficos que no ha cumplido la ridícula promesa de un mundo sin drogas.

El informe enfatiza cinco prácticas necesarias para comenzar a garantizar el respeto a los derechos humanos en todo el mundo:
Poner la salud y la seguridad de las personas al centro del debate.
Garantizar el acceso a medicamentos esenciales y a aquellos que contribuyen al control del dolor.

Erradicar la criminalización y encarcelamiento de usuarios de sustancias actualmente ilícitas. Aplicar modelos de prevención focalizada, reducción de daños y tratamiento para consumidores que han desarrollado dependencia.

Regular los mercados de drogas y adaptar las estrategias represivas para enfocar esfuerzos en el combate de los grupos criminales.
El expresidente de México y miembro de la CGDP, Ernesto Zedillo, afirmó que “los gobiernos deben evitar acciones que, sin llegar a disuadir el tráfico de drogas, exacerban la violencia criminal y la inseguridad pública, ponen en peligro la integridad de las fuerzas armadas, y ponen en riesgo el respeto a los derechos humanos”.