Sociedad

Cocinas comunitarias alimentan a 12 mil
personas al día en BCS

Cada una de las cocinas tiene capacidad para atender a dos mil 500 personas al día y son operadas por elementos del Ejército mexicanos.
Bertoldo Velasco/corresponsal
29 septiembre 2014 21:36 Última actualización 30 septiembre 2014 5:0
Las cocinas comunitarias son operadas por elementos del Ejército mexicano.(Bertoldo Velasco)

Las cocinas comunitarias son operadas por elementos del Ejército mexicano.(Bertoldo Velasco)

CABO SAN LUCAS.- Oscar y Ángel Acosta Romero, de escasos 12 años, al igual que otros cientos de niños que vivían en las colonias Caribe Bajo y Tierra y Libertad, que los fuertes vientos de Odile se llevaron; desayunan, comen y cenan en una de las cinco cocinas comunitarias que la Secretaría de la Defensa Nacional instaló aquí, para apoyar a aquellas familias que lo perdieron todo.

A 12 días de haber impactado Odile con sus fuertes vientos de casi 250 kilómetros por hora y que arrancó casas, techos, muchas de las tres mil familias que perdieron su vivienda, y que se llevó el único patrimonio de quienes vivían en esas colonias hoy desaparecidas, se encuentran aún en los refugios temporales, otros en casas de amigos y familiares.

Residentes eran de una de las zonas consideradas de alto riesgo, al estar en lechos de los arroyos naturales, familias que estaban contempladas en un programa de reubicación para asentarlas en lugares más seguros, según explica el delegado municipal de Cabo San Lucas, Martín Lagarda Ruiz, no se hizo a tiempo, aunque si se evacuaron antes de la llegada del meteoro a los refugios temporales.

Pero Oscar y Ángel no estaban solos en el comedor de la Cocina Comunitaria, ahí estaban sus padres, y junto con ellos, más de mil personas que en esos momentos se encontraban formados, esperando turno para recibir jabón gel para el lavado de manos y posteriormente pasar donde se encontraban los cocineros para recibir los alimentos de la tarde.

El Comandante de esta Cocina comunitaria del Ejército Mexicano, Víctor Manuel Conde Hernández, informó que esta cocina instalada junto con otras cuatro en el municipio de Los Cabos y una en el pueblo Mágico de Todos Santos en La Paz, tienen capacidad para atender a dos mil 500 personas, proporcionando 600 raciones por tercio, empezando con el desayuno a las 7:30 de la mañana, la comida a las 13:30 horas y la cena a las 6:30 de la tarde.

En cada cocina comunitaria, 15 elementos de tropa como cocineros, almacenistas y dos oficiales, preparan los alimentos, al mando de un Comandante y un subcomandante, a quienes en este caso, les correspondió atender a los damnificados de las colonias Caribe Bajo, Tierra y Libertad, “pero han venido de otras colonias de Cabo San Lucas, y por igual se les atiende”, dijo.

Son cinco los menús con que cuenta, uno diferente por día. Dicen contar con los víveres suficientes para cinco días y si falta, la propia Secr5edtaría de la Defensa Nacional los avitualla, y estarán operando hasta que se deje de enviar el insumo.

Al igual que la Sedena envío estas cocinas comunitarias, la Secretaria de Desarrollo Social hizo lo propio para atender a los damnificados del huracán Odile. Tal es el caso de los 38 comedores comunitarios que instaló en varias poblaciones afectadas por el meteoro para dar alimentos calientes, con 11 mil raciones diarias para un total de 161 mil 283 servicios, según constató la titular del ramo, Rosario Robles Berlanga. “Estos comedores han sido útiles para alimentar a las personas en estos momentos críticos”, sostuvo la funcionaria.