Sociedad

Proyectil y no cohetón
fue causa de la muerte
de niño en Puebla

La CNDH encontró que en el enfrentamiento entre policías y pobladores el pasado 9 de julio en Chalchihuapan, Puebla, donde murió un menor, hubo violaciones graves a los derechos humanos y emitió 12 recomendaciones al Ejecutivo estatal.
Fernando Ramírez de Aguilar
11 septiembre 2014 16:19 Última actualización 11 septiembre 2014 21:43
CNDH

La CNDH emitió 12 recomendaciones al gobierno de Puebla por graves violaciones a los derechos humanos en el enfrentamiento del pasado 9 de julio en Chalchihuapan. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) presentó la recomendación enviada al gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, por los hechos de violencia suscitados en la carretera Puebla-Atlixco el pasado 9 de julio, donde murió el niño Luis Alberto Tlehuatle Tamayo, y en donde consideró que hubo violaciones graves a los derechos humanos por parte de las autoridades.

Raúl Plascencia Villanueva, presidente de la CNDH, presentó la Recomendación 2VG/2014, dirigida al Gobierno de Puebla, donde sostuvo que como resultado de una exhaustiva investigación, encontró que en esos hechos se cometieron violaciones graves a los derechos humanos atribuibles a servidores públicos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia, ambas de Puebla.

Explicó que resultaron evidentes las transgresiones a los derechos a la vida, a la libertad de reunión y, en consecuencia, a los derechos a la seguridad e integridad personal, legalidad, seguridad jurídica y trato digno; así como al derecho a la verdad, a la información y a todos aquellos derechos que el orden jurídico mexicano reconoce a las personas en su calidad de víctimas del delito y del abuso del poder.



"De los 426 elementos de la Policía Estatal Preventiva que acudieron a disuadir la manifestación, 34 (14 granaderos y 20 escopeteros) portaban armamento no letal, del cual utilizaron un total de 478 dispositivos...

"En este sentido, se puede concluir que (José Luis Tehuatlie Tamayo) no fue lesionado por alguna explosión u onda expansiva por la acción de un cohetón tipo cañón a contacto con la región anatómica del cráneo. Analizadas las características de las lesiones que presentó en el cráneo y comparadas con el tipo de armamento que portaban los elementos de la Policía Estatal Preventiva de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Puebla, para esta Comisión Nacional existen elementos para observar que las lesiones que se infirieron al menor de edad fueron producidas con alguno de los citados 54 proyectiles de largo alcance irritantes calibre 37/38 mm, CN, código 3221, o con uno de los 10 proyectiles de largo alcance irritantes
37/38 mm, CS, código 3231, utilizados por los elementos policiales".

Plascencia Villanueva indicó que la recomendación, que consta de más de 200 páginas, fue resultado de una profunda investigación que dio lugar a un expediente de 19 mil 738 fojas; y para realizarla participó un equipo técnico multidisciplinario de la CNDH.

La CNDH formuló al gobierno de Puebla once puntos recomendatorios, entre los que destacan que se inicien los procedimientos de responsabilidad respectivos en contra del titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Puebla, así como del personal de dicha institución que participó en esos acontecimientos.

Pide, además, que se tomen las medidas necesarias para la creación de una Fiscalía Especial para la investigación de los hechos, designada bajo su más estricta responsabilidad, a efecto de que garantice de manera transparente, objetiva e imparcial un adecuado acceso a la justicia para las víctimas, sus familiares y los policías lesionados.

CREARÁN FISCALÍA

El gobierno de Puebla conformará una Fiscalía Especial para el caso Chalchihuapan como resultado de las recomendaciones emitidas por la CNDH.

A través de un comunicado, el gobierno poblano informó que notificó a la CNDH la aceptación total de las 11 recomendaciones que realizó el organismo, por lo que nombró a José Antonio Pérez Bravo como Fiscal Especial para atender el caso.

Del mismo modo, el Jefe de la Oficina del Ejecutivo Juan Pablo Piña –quien se desempeñó en el pasado como visitador de la CNDH- será el responsable de verificar el cumplimiento de las recomendaciones por parte de las dependencias responsables.

“A dos meses de los hechos en San Bernardino Chalchihuapan, el Gobierno del Estado de Puebla lamenta que hayan resultado lesionados civiles y policías y reitera sus condolencias a la señora Elia Tamayo y su familia por la muerte del menor José Luis Tehuatle Tamayo”, señala el documento difundido por el gobierno estatal.

Además añade que el dictamen de la CNDH, cuyas conclusiones difieren a las de la Procuraduría de Puebla que apuntaron a que una onda expansiva causó la muerte del menor José Luis Tehuatlie, “enriquecen la información sobre los lamentables acontecimientos”.

El Gobierno de Puebla también indicó que el hecho mismo lo obliga a tomar las medidas necesarias para asegurar que las fuerzas de seguridad cumplan en todo momento con la tarea de respetar los derechos humanos, y mantener el orden, pero garantizando la integridad de la ciudadanía.

Dentro de los puntos recomendatorios de la CNDH destaca que se inicie un procedimiento de responsabilidades en contra del titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Facundo Rosas Rosas, además de reparar los daños causados a las víctimas.

Con información de Tonatihu Avelino.