Sociedad

Clausura Profepa aserraderos en Michoacán

Aseguraron más de cuatro mil metros cúbicos de madera en rollo, equivalentes a tres mil 297 árboles derribados.
Miriam de Regil
13 abril 2014 14:27 Última actualización 13 abril 2014 14:27
Tala clandestina CUARTOSCURO

Las autoridades ambientales advirtieron que mantendrán los operativos en la zona. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que clausuró de manera total temporal dos aserraderos en Michoacán y aseguró cuatro mil 529.178 metros cúbicos de madera en rollo, lo cual equivale a tres mil 297 árboles derribados.

Pese a que la tala clandestina ha disminuido en los últimos años en el país, dicho problema significan hoy una pérdida de unas 60 mil hectáreas de bosque al año, y este robo se presenta con mayor fuerza en estados como Michoacán, Estado de México, Morelos, Puebla y Veracruz.

Guillermo Haro Bélchez, titular de la Profepa reconoció este año que la tala clandestina sigue existiendo y por ello el combate continua particularmente en el estado de Michoacán, dónde la zona de la mariposa monarca es una prioridad para las autoridades.

Tras finalizar los operativos en aserradero de Zinapécuaro y Charo, la dependencia dio a conocer que las acciones emprendidas desde el 17 de marzo a la fecha en aserraderos arrojan 12 mil 372.888 metros cúbicos de madera asegurada en la entidad, cuyo valor comercial es de 14 millones 847 mil 465 pesos.

En el caso de Zinapécuaro, inspectores de la Profepa en coordinación con elementos de seguridad, efectuaron una inspección a un Centro de Almacenamiento y Transformación de Materias Primas Forestales, donde los responsables de los establecimientos visitados no presentaron el libro de registro de entradas y salidas, ni la documentación correspondiente que acreditara la legal procedencia de la madera. “Por tal motivo, el aserradero fue clausurado”.

Asimismo, durante las acciones de inspección se aseguraron tres 688.94 metros cúbicos de madera en rollo, volumen que equivale a tres 135.599 toneladas, a 369 viajes de madera y aproximadamente a dos mil 667 árboles derribados.

También se decomisó maquinaria y equipo como torres de aserrío, carros de empujón, un banco desorillador y una astilladora.

En lo que refiere al municipio de Charo, el personal de la procuraduría clausuró un aserradero ubicado en la Carretera Federal Morelia-Charo Kilómetro 152.2, municipio de Charo, Michoacán.

“Además de la clausura del establecimiento, por no presentar el libro de registro de entradas y salidas, así como la documentación que acreditara la legal procedencia del producto forestal, se aseguraron cinco motores y equipo utilizado para la transformación de producto forestal; así como 840.238 metros cúbicos de madera que equivale a 714.2023 toneladas, a 84 viajes de madera y aproximadamente 630 árboles derribados”.