Sociedad

Cierran restaurantes por violencia en Tamaulipas

En los restaurantes de ciudades como Tampico, Reynosa y Matamoros, la afluencia de comensales bajó drásticamente por esta situación, lo que los obligó a cerrar sus negocios, dijo Rosa María López Pérez, presidenta en Tamaulipas de la Canirac.
Perla Reséndez / corresponsal
26 julio 2014 17:22 Última actualización 26 julio 2014 17:22
restaurantes han sido quemados en Tampico,

Algunos restaurantes han sido quemados en Tampico, lo que ha generado que los comensales se alejen. (Foto Perla Reséndez)

CIUDAD VICTORIA.- En la primera mitad del año, alrededor de 130 restaurantes en el estado han cerrados sus puertas y el resto han visto una disminución en sus ventas hasta del 30 por ciento, motivado principalmente por las situaciones de violencia que se han vivido en el estado.

La presidenta en Tamaulipas de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), atribuyó a los problemas de violencia que se viven en el estado, como la principal causa de los cierres y bajas ventas en el sector.

“En forma general a nivel estatal, en el primer semestre estuvimos abajo un 30 a 35 por ciento, respecto al año pasado porque a nosotros sí nos afectó muchísimo los problemas de inseguridad”, comentó Rosa María López Pérez.

Comentó que en los restaurantes de ciudades como Tampico, Reynosa y Matamoros, la afluencia de comensales bajó drásticamente por esta situación, lo que obligó a muchos empresarios a cerrar sus puertas más temprano, bajando de manera importante las ventas en los negocios dedicados a la gastronomía.

La representante de los empresarios apuntó que en los primeros seis meses del año ya se han presentado cierres, alcanzando entre el ocho y diez por ciento del total de negocios registrados ante la cámara en el 2013 que era de poco más de mil 300 afiliados.

“Fueron entre un ocho y diez por ciento, incluyendo a los negocios que fueron dañados directamente por situaciones de riesgo, siendo el municipio de Tampico el más afectado por esta situación”.

Pese a ello, la también empresaria comentó que muchos empresarios han decidido continuar y algunos negocios continúan trabajando, aunque sea en un 50 por ciento de lo que tenían originalmente.

Recordó que como opción para incrementar las ventas y no cerrar negocios, algunos empresarios del sector implementaron el servicio a domicilio, lo que implicó realizar una fuerte inversión para comprar motos y contratar a los mensajeros.

“Aparte de la inversión de la compra de motocicletas y contratar personal, se suma el seguro del vehículo, la capacitación para los choferes de parte del departamento de Tránsito y el Seguro Social para esos trabajadores”.

López Pérez comentó con respecto a las reformas fiscales que pese a que desde hace tiempo los afiliados a Canirac se prepararon para los cambios que esto implicaba, la dificultad para cumplir con las nuevas obligaciones fiscales radica en el hecho de que no hay ventas.

“Hemos tenido problemas para pagar los impuestos porque no tenemos recursos, ya que los restaurantes que estamos afiliados a Canirac sabíamos de los cambios y trabajamos a nivel nacional para cuando se dieran con capacitación y ya realmente con respecto a esto, los problemas son mínimos; sí hemos tenido problemas es porque no hay dinero para pagar”.

Apuntó que desde hace tres semanas, los empresarios restauranteros se animaron a ampliar los horarios de servicio, preparándose para la temporada vacacional, “ya la gente está tomando otra vez confianza y empiezan a salir y los restaurantes están cerrando otra vez más tarde”.

Reconoció que por parte del Gobierno del Estado se hizo una campaña fuerte para incentivar el turismo en esta temporada, por lo que esperan que la afluencia a los restaurantes del estado se incremente y con ello, las ventas en el sector.

“Estamos conscientes de que Gobierno del Estado ha hecho mucha promoción para que en esta época vacacional se incrementen las ventas, pero vamos iniciando, es muy pronto para saber cuánto nos aumentará”.

Con todo, la representante de los restauranteros en Tamaulipas apuntó que esperan que en la segunda parte del año la situación cambie para bien del sector y se logre un incremento en las ventas.