Sociedad

CDHDF abre queja por presunta red de prostitución en PRI-DF

La titular de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, Perla Gómez Gallardo, informó que debido a la denuncia que se hizo pública en contra del exdirigente del tricolor local, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, su instancia inició una queja de oficio.
Notimex
02 abril 2014 21:21 Última actualización 02 abril 2014 21:22
PRI LOGO

pri logo

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) inició una queja de oficio al divulgarse que Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, dirigente local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), opera presuntamente una red de prostitución al interior de la agrupación partidista.

La presidenta de la CDHDF, Perla Gómez Gallardo, informó que “al día de hoy, dado la denuncia que se hizo pública, la comisión inició queja de oficio”.

Aún no tenemos quejosa o persona que haya iniciado una queja también por estos mismos hechos; estaremos atentos, abiertos a cualquier tipo de denuncia que se quisiera realizar a efectos de integrar la queja”, indicó.

La funcionaria refirió que ya con la queja iniciada, comenzarán a tener acercamientos con las autoridades en vía de colaboración, en este caso el Instituto electoral y la procuraduría capitalinos, a fin de que proporcionen información de las investigaciones que realicen sobre el hecho denunciado.

Manifestó que el organismo defensor local acompañará a las instancias encargadas de investigar el caso, para que las diligencias que realicen se apeguen al debido proceso con observación integral a los derechos humanos.

“En caso de que apareciera alguna presunta víctima de estos hechos, inmediatamente llevar a cabo el acompañamiento institucional, legal y psicológico; aquí se pueden presumir delitos de violencia sexual hacia mujeres, entonces estaremos muy atentos a cualquiera de las actuaciones que esté realizando la propia autoridad”, dijo.

Gómez Gallardo aseguró que el organismo a su cargo estará atento al desarrollo del caso, además de resguardar los datos sensibles y personales de quienes pudieran interponer una queja al respecto.