Sociedad

Castillo reitera que no tiene ningún interés político en Michoacán

El comisionado para la Seguridad en Michoacán asegura que “no venimos a ganar una elección” y denunció constantes embates políticos por parte de grupos de oposición de la entidad.
Arturo Estrada/Corresponsal
13 octubre 2014 14:55 Última actualización 13 octubre 2014 14:56
Alfredo Castillo

Alfredo Castillo aseguró ser blanco de embates políticos. (Foto: @Comisionadomich)

MORELIA. El comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, aseguró que "no venimos a ganar una elección" y que no hay interés por contender por cargos de representación popular como son la gubernatura, las diputaciones y las presidencias municipales.

Alfredo Castillo se quejó de los embates políticos que ha sufrido por parte de grupos opositores a su trabajo; y dijo que en algunos momentos se le ha visto como extranjero, y se pronunció porque las prácticas de xenofobia sean cosas del pasado en la entidad.

Ante empresarios michoacanos, hizo un balance de sus nueve meses al frente de la comisión, y remarcó que el estado está dividido en tres -PRI, PAN y PRD-, lo que generará enconos y descalificaciones en el año electoral 2015.

A una semana de que arrancó el proceso electoral local, el comisionado dijo que arribó a Michoacán no para ser popular ni por el aplauso, sino a poner orden y asumir los costos que ello implica.

Admitió que en el estado, en los últimos meses, las acciones que ha emprendido lo han vuelto impopular, al tiempo que reconoció que ha cometido errores a lo largo de este año en el que el presidente Enrique Peña Nieto lo envío al estado.

En este mismo sentido, Alfredo Castillo dijo que es de seres humanos cometer errores, pero "no hay dolo" y siempre se ha tratado de dar el máximo esfuerzo en favor de los intereses superiores de los michoacanos.

Sin discurso elaborado, el comisionado puso en la mesa su salida si me lo pide "hoy mismo" la sociedad michoacana, pero dejó en claro que el estado no puede prescindir del pacto federal, porque así lo establece la Constitución.

El enviado presidencial, hizo notar que en Michoacán se desviaron, durante los últimos gobiernos estatales, 20 mil millones de pesos, lo que generó la peor crisis financiera de la historia de la entidad.

Al respecto, responsabilizó a los ejecutivos locales -Lázaro Cárdenas, Leonel Godoy y Fausto Vallejo Figueroa-, quienes utilizaron a su libre albedrío, recursos públicos de los últimos 12 años.

También arremetió contra los diputados michoacanos que acomodaron las leyes locales para que el delito de peculado no sea calificado como grave, lo que "generó la ventana más grande de impunidad y corrupción".

Para ilustrar las facilidades legales que tienen los malos funcionarios en el estado, el comisionado nacional agregó que "aquí las sanciones administrativas prescriben a los seis meses".

Castillo Cervantes anunció que antes de que concluya este mes de octubre se pagará a los proveedores del gobierno, a quienes se les deben cerca de 10 mil millones de pesos, pero siempre y cuando se justifique plenamente el servicio prestado.

Explico que se realizó una análisis exhaustivo de la deuda con los proveedores, y "esperamos que está situación nunca más vuelva a acontecer en el estado de Michoacán", expresó el funcionario federal.

Alfredo Castillo admitió que las tareas de la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo de Michoacán no están acabadas, y aunque el mensaje de este día tuvo tintes de despedida, remató con un: ¡Muchas gracias! ¡Muchas gracias a todos!

Por su parte, los empresarios michoacanos se pronunciaron a favor de que el comisionado Castillo prosiga con su tarea en el estado, en el marco de un desayuno austero, como la clase empresarial local.