Sociedad

Casi 6 mil hectáreas de cultivo fueron afectadas por el desborde de ríos en Chihuahua

En los municipios de Buenaventura, Galeana, Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes en Chihuahua, se reporta una gran superficie de tierras de cultivo inundadas.
Luis Carlos Cano / Corresponsal
28 septiembre 2014 15:51 Última actualización 28 septiembre 2014 15:51
En los municipios de Buenaventura, Galeana, Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes en Chihuahua, se reporta una gran superficie de tierras de cultivo inundadas. (Archivo/Cuartoscuro)

En los municipios de Buenaventura, Galeana, Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes en Chihuahua, se reporta una gran superficie de tierras de cultivo inundadas. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD JUÁREZ. Casi seis mil hectáreas de diferentes cultivos, entre ellos de chile, frijol, nogal, alfalfa, sorgo y algodón resultaron afectados en comunidades de cuatro municipios del noroeste del estado, luego de que en los últimos días se desbordaron los ríos Casas Grandes y Santa María por el agua que salió de las presas en la región, que están a más del 100 por ciento de su capacidad.

Aunque los daños aún no se cuantifican en su totalidad, en dos de esos municipios superan los 200 millones de pesos, pero se estima que la cifra puede ser el doble de esto por las inundaciones de una gran superficie de tierras de cultivo en los municipios de Buenaventura, Galeana, Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes.

Sobre ello, el delegado estatal de la Comisión Nacional del Agua, Alex Lebaron González, dijo que la crecida del río Casas Grandes, la tercera más alta en los últimos 55 años, originó inundaciones a alrededor de dos mil 300 hectáreas de cultivos en Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes, además de afectar 12 viviendas en la comunidad rural de Sección Enríquez.

Estamos hablando de 150 milímetros de lluvias en lo que va de este mes, lo cual sin lugar a dudas fue el factor determinante para que se desbordara el río, a pesar de las obras que se han hecho desde el 2010 para su canalización y el mantenimiento del cauce, explicó Lebarón González.

Los registros de Conagua relacionados a las precipitaciones pluviales en los últimos siete años en esos municipios al noroeste del estado indican que en el 2008 cayeron 62 milímetros de lluvias; en el 2009 fueron 21, en el 2010 se registraron 33, en el 2011 fueron 20, en el 2012 un total de 72 y en el 2013 se registraron 60 milímetros.

Por otro lado, en los municipios de Buenaventura y Galeana, colindantes con los otros afectados, se tienen pérdidas estimadas en 200 millones de pesos por los daños causados a los cultivos por las inundaciones en cultivos, por el desbordamiento del río Santa María, de acuerdo a la Jefatura de Distrito de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación en Buenaventura.

Rogelio Alvarado García, titular de esa oficina, dijo que las pérdidas económicas en la producción de chile son de unos 198 millones de pesos, además de las afectaciones en otros cultivos.

El caudal del citado río creció por el agua vertida de la presa Francisco Villa, conocida como El Tintero, situada en el municipio de Namiquipa, pero que arroja el agua a Buenaventura.

De acuerdo al informe de la Conagua, el sobrante de agua de esta presa originó un incremento en el caudal del río Santa María en su trayecto por Buenaventura y Galeana y con ello que se desbordara afectando 4 mil 600 hectáreas de cultivos, 60 por ciento de ellos en el primero de esos municipios y el resto en Galeana.

Los datos de la Conagua indican que la presa vertió en volumen de agua hacia el río Santa María hasta 113 metros cúbicos por segundo (113 mil litros de agua), lo que incrementó el caudal del afluente y provocó la inundación de áreas cultivadas con chile, frijol, nogal, alfalfa, sorgo y algodón.

Esta situación es un suceso extraordinario, ya que solamente se ha registrado en cuatro ocasiones desde 1951 en que se construyó la presa El Tintero, según datos históricos, dijo el delegado de la Conagua, Alex Lebarón González.