Sociedad

Cárcel para quien enrole a extranjeros en la delincuencia

Con 351 votos a favor, los diputados federales aprobaron reformas a la Ley de Migración, a fin de imponer sanciones de ocho a 16 años de cárcel a quien obligue  a ciudadanos extranjeros a formar parte de la delincuencia organizada para cometer actividades ilícitas.
Víctor Chávez
22 octubre 2014 20:46 Última actualización 22 octubre 2014 21:0
[Cuartoscuro] La procuradora de Guerrero informó que fue detenido el menor y son 7 implicados. 

[Cuartoscuro] La procuradora de Guerrero informó que fue detenido el menor y son 7 implicados.

CIUDAD DE MÉXICO.- La Cámara de Diputados aprobó -con 351 votos a favor, uno en contra y 10 abstenciones- reformas a la Ley de Migración para imponer de ocho a 16 años de prisión y multa de 5 mil a 15 mil días de salario mínimo, a quien obligue a extranjeros a formar parte de la delincuencia organizada para cometer cualquier actividad delictiva.

Las reformas, que adicionan un artículo 159 Bis y modifican el 160, también establecen que se aumentarán hasta en una mitad las penas previstas cuando se cometa explotación de uno o varios extranjeros, de conformidad con lo establecido en los artículos relativos aplicables de la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia de las Víctimas de estos Delitos.

Al fundamentar el dictamen, la diputada Amalia García Medina, del PRD, presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios, señaló que en México los migrantes viven una situación de riesgo extremadamente grave, por lo que se requiere poner el acento no sólo en medidas preventivas, sino también sancionar y castigar ese riesgo que viven estas miles de personas.

Subrayó que en el caso de los migrantes indocumentados se dan dos fenómenos: el del tráfico y la trata de personas.

Enfatizó que en muchas ocasiones son acosados por las bandas del crimen organizado para incorporarlos “en esta moderna y brutal esclavitud que es la trata de personas, tanto para utilización sexual como laboral”. Por ello, dijo, es indispensable y fundamental tomar medidas para protegerlos.