Sociedad

La Ruana vive en tensa calma tras enfrentamientos 

Tras los enfrentamientos registrados el martes en La Ruana, donde murieron once personas, la comunidad vive en tensa calma, con la presencia de agentes federales.
Arturo Estrada / Corresponsal
17 diciembre 2014 14:15 Última actualización 17 diciembre 2014 19:54
Hipólito Mora. (Cortesía)

El año pasado el comisionado Alfredo Castillo formó un cuerpo policial denominado Fuerza Rural, en donde se integraron la mayoría de los grupos de autodefensas. Sin embargo, persistieron las pugnas entre grupos antagónicos.

BUENAVISTA TOMATLÁN, Michoacán.- En la comunidad de La Ruana se vive una tensa calma, tras el enfrentamiento registrado la víspera entre grupos antagónicos de la Fuerza Rural que dejó un saldo de 11 muertos.

La Ruana se encuentra prácticamente en estado de sitio, el acceso está boqueado y se impide el paso a civiles, mientras que centenares de militares resguardan a la población de esa región de Tierra Caliente que se ubica a 300 kilómetros de Morelia.

Sus poco más 10 mil habitantes vivieron ayer horas de zozobra y terror ante el enfrentamiento armado, en donde también se lanzaron un par de granadas de fragmentación.

Este miércoles, autoridades judiciales del estado retiraron diez camionetas con centenares de impactos de balas de grueso calibre.


En el transcurso del día han arribaron 250 militares que se suman a los 300 integrantes del grupo de élite de la Gendarmería que opera en La Ruana.

El enfrentamiento con armas de alto poder se registró entre los grupos antagónicos de Hipólito Mora Chávez y Luis Antonio Torres, alias  "El Americano". En el intercambio de disparos cayó muerto un hijo de Hipólito Mora.

Sobre los hechos, el comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, afirmó que en La Ruana continúan las actuaciones ministeriales y se recaban más indicios.

Sobre las personas que fallecieron durante el combate, Castillo hizo notar que fueron trasladados a Morelia a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

El comisionado nacional dijo que el conflicto en la entidad se centra en los municipios de Apatzingán y La Ruana, y remarcó que la Gendarmería permanecerá en Michoacán para proteger a la población.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), solicitó al gobierno del estado ejercer medidas cautelares ante los hechos registrados en la región de Tierra Caliente.