Sociedad

Cae banda que robó 4 millones de litros de combustible

Jesús Murillo Karam, procurador general de la República, dio a conocer que fue desarticulada una agrupación delictiva que robó más de 4 millones de litros de combustible.
Notimex
29 septiembre 2014 21:27 Última actualización 29 septiembre 2014 21:53
PGR. (Cuartoscuro)

La agrupación delictiva estaba conformada por cinco personas. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, informó que fue desarticulada una agrupación delictiva dedicada al robo de hidrocarburos, la cual sustrajo de manera ilegal por lo menos, 4 millones de litros de combustible.

En conferencia de prensa acompañado por el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, Murillo Karam destacó que la investigación para detener a los cinco integrantes del grupo delictivo comenzó en marzo, y que ahora puede decirse que se está en el camino de encontrar a las empresas vinculadas con actos ilícitos de ese tipo.

Resaltó que la investigación de la Procuraduría General de la República (PGR) permitió pegar “en el centro” de una de las organizaciones dedicadas a este ilícito y que el número de vehículos transportadores asegurados refleja el tamaño de esta actividad.

Asimismo señaló que están en el camino de saber qué empresas están involucradas en esta actividad ilegal, para detener a más involucrados y evitar que “sangren de esa manera la economía de Pemex y por consecuencia la economía del país”.

Por su parte, el director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio, señaló que los principales líderes de la banda fueron detenidos.

Relató que la investigación inició el pasado 7 de marzo y que desde entonces se detuvo en Silao, Guanajuato a uno de los integrantes quien conducía un tractocamión cargado con 40 mil litros de petróleo.

El 12 de septiembre ubicaron tomas clandestinas en oleoductos y detuvieron cuatro camiones capaces de transportar en 40 mil y 50 mil litros.

Durante la investigación se estableció que el líder de la organización era el propietario de la empresa Petro Bajío ubicada en Salamanca, Guanajuato, la cual desde el año del 2011 tenía una concesión de Pemex para el traslado de hidrocarburos como combustóleo, asfalto y refinado, dicha empresa recibía pagos de la paraestatal por cinco millones de pesos mensuales.

La investigación arrojó además, que la organización criminal pagaba más de cinco millones de pesos a un grupo delictivo que operaba en Tamaulipas para obtener el combustible robado de las tomas clandestinas de la zona de Altamira.

Con base en dicha información el pasado 25 de septiembre, tras un cateo se logró la detención de cinco de los principales operadores, entre ellos el líder de la organización criminal, además de aseguraron las empresas Petro Bajío y Traslisa y varias cuentas bancarias.

En el mismo operativo se aseguraron 35 tractocamiones de doble pipa, 22 de una sola y 16 sencillos, con capacidad de transportar, los dos primeros, 60 mil y 30 mil litros respectivamente; además 43 pipas capaces de almacenar 40 mil litros.

También decomisaron una plataforma, 32 equipos de telefonía, siete vehículos de otro tipo, 40 equipos de cómputo, tres armas, dos inmuebles así como 605 mil pesos en efectivo, entre otros artículos.

De acuerdo con el funcionario, los detenidos refirieron en su declaración que el combustible robado era vendido a un precio menor del comercial a empresas papeleras, fundidoras de metal y tequileras entre otras, en los estados de Jalisco, San Luis Potosí y Guanajuato.

La investigación también logró establecer que el grupo criminal contaba con el apoyo de autoridades policiales a quienes les entregaban cuotas mensuales para permitirles libre tránsito rotulando los vehículos; como contraseña para ser identificados y evitar que detenidos, utilizaban logotipos.

Por ello, las autoridades ejercieron acción penal este día contra los cinco detenidos, bajo los cargos de: delincuencia organizada; sustracción, aprovechamiento y posesión de hidrocarburo, así como posesión de arma de fuego, mientras que la investigación continúa por los delitos de operación con recursos de procedencia ilícita.

Zerón de Lucio dejó claro que la investigación seguirá para identificar a las empresas que con conocimiento del hecho adquirieron el hidrocarburo robado, así como para detectar a los servidores públicos que colaboran con esta organización criminal.

Por su parte el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex) agradeció a todas las instituciones que participaron en el operativo y puntualizó que el combustible robado representa escuelas y hospitales que se dejan de construir o infraestructura en comunidades que lo requieren.

Por ello, pidió a la población denunciar a quienes vendan o extraigan hidrocarburos ilegalmente.

“Nosotros estamos comprometidos a coadyuvar a todas las investigaciones que la PGR está llevando a cabo”, resaltó.