Sociedad

Brigada Animal recibe 100 llamadas al día

Ayer se realizó la Jornada de Adopción; las autoridades afirman que es urgente que la sociedad tenga más conciencia sobre el cuidado de los animales y la responsabilidad que implica tener una mascota.
Miriam de Regil
19 octubre 2014 19:58 Última actualización 20 octubre 2014 5:0
Gatos y perros son lo más representativo de la oferta de adopción. (Miriam de Regil)

Gatos y perros son lo más representativo de la oferta de adopción. (Miriam de Regil)

CIUDAD DE MÉXICO. La Brigada de Vigilancia Animal (BVA) de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal recibe en promedio 100 llamadas telefónicas diariamente que reportan el maltrato, abandono y atropellamiento de animales, particularmente de perros.

De ellos, entre cinco y diez casos, luego de un arduo trabajo de investigación, ingresan al albergue de Cuemanco, hoy el único sitio que acoge animales en condiciones vulnerables, auspiciado por el Gobierno de la Ciudad.

Dicho refugio se encuentra casi al límite de su capacidad, con más de 100 perros y gatos a los que además de ofrecerle alimento y techo, también les propociona atención médica o conductual, con la cual se busca posteriormente poderlos reinsertarlos en la sociedad.

La idea es que sean adoptados “en hogares donde realmente se les respete como seres vivos y no se les vea como objetos”, aseguró Rossana Garfias, veterinaria, encargada del área médica del albergue de la Brigada Animal.

Tras participar en el segundo día de la Jornada de Adopción, evento que una vez al año organiza la brigada, la doctora Garfias explicó que hace todavía mucha falta para que la sociedad mexicana adquiera plena consciencia del cuidado, protección y amparo de animales.
“Se trata de un asunto de educación al que hay que apostarle más; que más gente se sume”, dijo.

La BVA trabaja hoy con el grupo Pedigree con quien encabeza el programa Adóptame y el cual aporta el alimento; también cuenta con el apoyo de la Asociación Civil “Koncientizando por un mundo mejor”, que gestiona recursos para rehabilitación y medicamentos.

El problema principal por el que llegan los animales al albergue, comentó la doctora Garfias es por maltrato, “hay casos de quemados, golpeados e inclusive macheteados”.

Una vez que una persona adopta a un animal, la brigada da seguimiento al caso por un par de meses y canaliza a los nuevos dueños a una clínica para su atención será gratuita. Los animales se entregan esterilizados y vacunados.

La Brigada es única en todo el país y desde su puesta en marcha el 20 de agosto de 2005 ha atendido más 20 mil denuncias, todas ellas atendidas. En el albergue laboran tres médicos veterinarios y 65 personas en el área operativa. El número de voluntarios es variable, pero la mayoría son jóvenes que dan parte de sus fines de semana.