Sociedad

Empresas consideran dejar Guerrero: CCE

El Consejo Coordinador Empresarial de Guerrero informó que ya se reunieron con Bimbo, Walmart y Comercial Mexicana para que reconsideren su postura de abandonar el estado; diversas tiendas han sufrido saqueos y varios autos repartidores fueron incendiados o dañados en las protestas.
Enrique Villagómez/Corresponsal
12 noviembre 2014 17:20 Última actualización 12 noviembre 2014 17:23
Normalistas. (Quadratín)

Normalistas. (Quadratín)

ACAPULCO.- Bimbo, Walmart y Comercial Mexicana, son tres de las compañías que han manifestado su intención por dejar Guerrero, debido a los actos vandálicos que se han cometido en contra de su patrimonio, reveló el Consejo Coordinador Empresarial del Estado.

“Ya nos reunimos con los representantes de esas empresas para pedirles que reconsideraran la postura de dejar el estado, porque eso significaría perder muchas fuentes de empleo que mucha falta le hacen a la economía de Guerrero”, señaló Omar Elías Azar Herrera, presidente de ese organismo empresarial.

La crisis político-social que se generó a consecuencia de la desaparición de 43 estudiantes normalistas en Iguala de la Independencia desde el pasado 26 de septiembre, ha provocado una seria de actos vandálicos que han cometido maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (Ceteg) y alumnos de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa.

Entre esas acciones vandálicas se registran por lo menos tres saqueos a tiendas de autoservicio en la capital de Guerrero, entre las que se encuentran Comercial Mexicana y Bodega Aurrera que es filial de grupo Walmart.

Otras empresas que también han sido víctimas no sólo del despojo de mercancías a sus unidades de reparto minorista, sino que incluso el ataque e incendio de sus vehículos son, Bimbo y sus filiales Marínela, Sabritas y Barcel, así como las refresqueras Coca Cola y Pepsi.

Gamesa, Jumex y la cervecera Corona son otras de las que también han resultado afectadas.

Azar Herrera puntualizó que a pesar de los bloqueos carreteros y los ataques a las unidades de reparto, no existe desabasto de alimentos ni de productos básicos o energéticos en ciudades como Chilpancingo, Iguala o Acapulco, las cuales han sido los principales blancos de las acciones vandálicas de maestros y normalistas.

“Reiteramos nuestra solidaridad para que regresen con vida los 43 desaparecidos, pero también apelamos a la sensatez de los manifestantes para que no violenten el estado de derecho y mucho menos que atenten contra las fuentes de trabajo que permiten llevar el alimento a las mesas de todos los guerrerenses”, expresó el dirigente del Consejo Coordinador Empresarial.

Asimismo, Azar Herrera adelantó que de continuar esta crisis política-social en el estado, los empresarios locales que conforman el 90 por ciento de la industria comenzarán a tener problemas para cubrir oportunamente el pago de nómina, impuestos y servicios, por lo que no se descartaría “descansar trabajadores” hasta que pueda recuperarse nuevamente la economía de Guerrero.