Sociedad

Autoridades retoman el control del penal de Chetumal

El procurador de Justicia del Estado de Quintana Roo, Gaspar Armando García Torres, desmintió que se hubieran detonado armas de fuego, aun cuando testigos presentes confirmaron que desde el exterior del penal se escucharon detonaciones.
Yoisi Moguel / corresponsal
29 marzo 2014 20:46 Última actualización 29 marzo 2014 20:50
Traslado de reos a las Islas Marías. (Cuartoscuro/Archivo)

Luego de casi tres horas de amotinamiento, los casi 300 internos del CERESO desistieron de su inconformidad. (Cuartoscuro/Archivo)

CHETUMAL.- El procurador de Justicia del Estado de Quintana Roo, Gaspar Armando García Torres aseguró que el motín en el interior del Centro de Reinserción Social (CERESO) de Chetumal fue controlado.

Según el procurador, aunque no dio datos precisos, la protesta se inició por una inconformidad por uno de los reos, Héctor Cacique Fernández, alias El Diablo, con lo cual negó que el motín hubiese iniciado por algún operativo policiaco o por el decomiso de droga en el interior del CERESO.

Apuntó que luego de casi tres horas de amotinamiento, los casi 300 internos del CERESO de la ciudad capital desistieron de su inconformidad al acordarse que su líder, “El Diablo”, no sería segregado.

Armando García Torres, negó que el Subsecretario de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública, Armando Liogón Beltrán, hubiese estado en el interior del penal al momento de iniciarse el motín.

Al salir del CERESO, el funcionario admitió que durante el zafarrancho los internos lanzaron piedras y palos, así como que incendiaron objetos para provocar una humareda.

Aclaró que al tomar el control del penal la fuerza pública no hubo decomiso de alguna droga, pero reiteró que fue necesario el uso de gases lacrimógenos.

García Torres desmintió que se hubieran detonado armas de fuego, aun cuando testigos presentes confirmaron que desde el exterior del penal se escucharon detonaciones.

El procurador de Justicia del estado precisó que no tenía conocimiento alguno de que al director del penal lo hubieran tomado como rehén, ya que cuando el ingreso era el propio alcaide quien se encontraba dialogando con los internos.

Mencionó que afortunadamente el motín se pudo contener sin mayores consecuencias salvo los policías y reos heridos. Uno de los reos, del cual se desconoce su identidad y la gravedad de sus heridas, fue trasladado al Hospital General.

Por su parte, a través de su cuenta de twitter, el secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, Carlos Bibiano Villa Castillo confirmó que la situación de amotinamiento en el penal de Chetumal fue totalmente controlada.

Destacó que se retomó el control del CERESO como resultado del trabajo y la activación inmediata de los protocolos por parte de los tres órdenes de gobierno.

Puntualizó que aunque este día se suspendieron las visitas, garantizaba que el día de mañana domingo se reanudaran de manera normal.