Sociedad

Autofedensas se quejan de persecución por parte del gobierno

La vida ha cambiado pero para mal, ahora nos persiguen los Templarios, el gobierno, Ejército, la Marina y todas las policías, expone el dirigente Estanislao Beltrán.
AP
16 marzo 2014 21:31 Última actualización 16 marzo 2014 21:32
Miembros de un grupo de autodefensa se toman la foto después de su llegada a Las Yeguas, Michoacán.

Miembros de un grupo de autodefensa se toman la foto después de su llegada a Las Yeguas, Michoacán. (AP)

Líderes de grupos de autodefensa que desafiaron el control del cártel “Los Caballeros Templarios” en Michoacán, señalaron que son perseguidos no sólo por los delincuentes, sino también por las autoridades, que recientemente detuvieron a uno de sus principales dirigentes.

El portavoz de las agrupaciones, Estanislao Beltrán, afirmó que los líderes de los grupos civiles de autodefensa se reunieron este fin de semana en un intento por crear un frente unificado a fin de exigir al gobierno de México que cumpla sus promesas de mejorar la seguridad en Michoacán y crear una guardia nacional.

José Manuel Mireles, líder del grupo de autodefensa en Tepalcatepec, dijo en un mensaje de radio en Internet que "la vida diaria ha cambiado pero para mal, ahora nos persiguen los Templarios y el gobierno, el Ejército, la Marina y todas las policías".

Las autoridades presentaron la semana pasada demandas judiciales contra el líder de las autodefensas, Hipólito Mora, por el asesinato de dos miembros de una facción rival de autodefensas.

Su detención ocurrió en momentos que las autoridades federales trataban de aplacar un enfrentamiento entre su facción y otro grupo de autodefensas.

Mireles alegó que la fiscalía presentó los cargos porque Mora se atrevió a exigir al gobierno que cumpliera sus promesas.

"Cuando él ejerce presión por el incumplimiento de todos los acuerdos de parte del gobierno, ahora sí son exigentes y le imputan 35 denuncias", denunció Mireles.

"Y ya vienen por nosotros, seguimos los demás, nos quieren amedrentar", agregó.

La declaración de Mireles ocurrió un día después que un funcionario federal dijo que el gobierno detendría a las autodefensas.

El gobierno federal afirmó en enero que legalizaría a las autodefensas y las colocaría bajo control del Ejército, pero eso no ha sucedido.

Beltrán señaló que la declaración de Mireles era "un mensaje para aclarar que hemos coordinado nuestro trabajo con las autoridades y eso ha funcionado".

"Queremos que quede claro que queremos seguir trabajando con el gobierno", agregó.

Las fuerzas de autodefensas fueron recibidas positivamente al principio por los vecinos, que estaban hartos de las extorsiones, secuestros y homicidios de los Caballeros Templarios, pero algunos empresarios locales se han quejado que los grupos armados ahora los extorsionan.